Actualizado 30/05/2008 18:12:13 +00:00 CET

La Infanta Elena inaugura la 67 edición de la Feria del Libro de Madrid

Foto de la Noticia
Foto: EP + Ampliar




   MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

   La Infanta Elena,acompañada por el ministro de Cultura, César ANtonio Molina y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, presidió ayer la inauguración de la 67 edición de la Feria del Libro de Madrid, dedicada este año a Latinoamérica. La feria, que este año celebra celebra su 75 aniversario, estará abierta en el Parque del Retiro hasta el 15 de junio.

   Doña Elena visitó algunas de las 365 casetas y diferentes pabellones donde fue obsequiada con numerosos libros infantiles y novelas. El recorrido realizado comenzó en el Paseo de Coches. La comisión organizadora de la Feria obsequió a su Alteza Real con dos grabados originales inspirados en Flaubert y Stendhal, realizados por Eduardo Arroyo, con motivo del aniversario.

   El bochorno y unas nubes que amenazaron en más de una ocasión con acabar con la visita acompañaron a la comitiva y a las decenas de periodistas, visitantes y curiosos que se aglomeraron a las puertas del legendario parque madrileño, ante fuertes medidas de seguridad.

  El director de la Feria, Teodoro Sacristán, recalcó a los medios que la Infanta visita todos los años de paisano, por la tarde y sin avisar, la Feria madrileña. Por otra parte, Sacristán no descartó que los Príncipes de Asturias acaben apareciendo por el Retiro.  

   El Gremio de Editores de Asturias, la comunidad autónoma invitada de este año, se encargó de regalar a la Infanta dos ejemplares sobre la historia del Principado. El stand del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) le obsequió con 'Colección Van Berkley del Museo Nacional de Ciencias Naturales'. Como no podía ser menos, la editorial Planeta le ofreció 'La sombra del ángel', de Carlos Ruiz Zafón, que confesó no haberse leído, así como el libro de Javier Sierra 'La dama azul'.

   LIBROS INFANTILES Y ZAFÓN

   El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, que acompañó a la Infanta en el recorrido cultural, también fue obsequiado con el libro 'Madrid, la suma de todos' (Narrativa otros mundos) y 'La leyenda negra. Un intento contra España' (Librería Antes), así como el 'Mahler', de José Luis Pérez de Arteaga (Libro de cifras), que la hija de los Reyes decidió comprar para regalárselo a su madre la Reina doña Sofía.

   Gallardón aconsejó diversas lecturas a la Infanta, entre otras las dos novelas de Ruiz Zafón, 'El niño del pijama de Rayas' de John BOyle o el libro de Mahler anteriormente citado.

   La caseta del Ayuntamiento de Madrid, que este año tiene forma de hojas de libro gigantes fue otra de las escalas de la Infanta. Allí se le hizo entrega de una colección de publicaciones del Ayuntamiento en torno al aniversario del Bicentenario de la Guerra de la Independencia, así como una edición especial de poesía de la imprenta artesana Vivanco.

   Los cuentos infantiles fueron los uno de los géneros que más le llamaron la atención. La Infanta destacó la importancia de que sus hijos, Froilán y Victoria, "se introduzcan en el mundo de la lectura". Alguno de estos fueron 'Selma', 'Al señor zorro le gustan los libros', 'Un regalo del cielo', 'Leo, el dragón rojo', un libro de ilustraciones sobre Ana Frank, 'La invasión de Sicilia por los osos', 'Me encanta', 'El misterio del ojo de la esmeralda', 'El gran libro de Mortadelo y Filemón', del que se confesó que fue lectora asidua en su infancia; o 'Queremos cuentos', una colección patrocinada por la presentadora de televisión Miriam Díaz de Aroca y cuya compra se destina a la Fundación Luis Guanella que ayuda a mujeres con discapacidad mental; una fundación por la que la Infanta mostró especial interés.

   ANIMAR A LA LECTURA

   Ediciones Paulinas le regaló una Biblia encuadernada y de tamaño reducido. En esta línea, Doña Elena se interesó por 'La nueva conciencia', de Eckhart Tolle, un libro-DVD de inspiración espiritual.

   Asimismo, la Infanta saludó a las personas que atendían la caseta de la Universidad Pontificia de Comillas, de la que fue alumna. Allí, le regalaron una edición crítica de  'La leyenda de los santos', un ejemplar del siglo XVI que leyó San Ignacio durante su reposo en Loyola.

   La Infanta quiso acercarse a saludar expresamente a las personas que atendían los dos stands de literatura independiente que ella calificó como una necesidad". La nota de color la pusieron dos grupos de niños: el primero, formado por pequeños de cuatro y cinco años dentro del Pabellón infantil, que  reconocieron a la Infanta después de decirles que era la hermana del Príncipe. "Si les digo que soy la hija del Rey se quedan igual", apuntó Doña Elena. El segundo, fuera del pabellón que no pararon de gritar hasta que les saludó.

   "LA CULTURA SOBREVIRÁ"

   El ministro de Cultura, César Antonio Molina, que también acudió a la presentación apuntó que la feria de Madrid es ejemplar y una de las más grande del mundo que él haya visitado. En cuanto a si la posible crisis económica que sufren los españoles pudiese trasladarse al sector editorial, Molina señaló que la cultura siempre ha vivido en crisis pero siempre ha sabido sobrevivir. "El mundo literario esta muy preparado económicamente y es consciente de las vacas flacas y las vacas gordas que se avecinen", añadió.

   El consejero de Cultura y Turismo de la Comunidad Santiago Fisas, la delegada de las Artes del Ayuntamiento de Madrid, Alicia Moreno y el director general del Libero, Archivos y Bibliotecas, Rogelio Blanco fueron otras de las personalidades políticas que acudieron a la inauguración.