José Luis García Pérez y Natalia Dicenta, protagonistas de la nueva serie de La 1 'Fuera de lugar'

Actualizado 04/05/2008 19:06:06 CET
ep

MADRID, 4 May. (OTR/PRESS) -

Tras la retirada de 'Plan América' de la parrilla, por falta de audiencia, La 1 apuesta de nuevo por una serie española para el prime time de los lunes y estrena 'Fuera de lugar' (a partir de las 22.00 horas), protagonizada por José Luis García Pérez, que encarna a Adolfo, un hombre que ve cómo de la noche a la mañana pierde su trabajo, su familia y su casa.

TVE y Cuarzo Producciones han vuelto a apostar por un producto de "calidad", como ha definido a esta serie Carlos Fernández, director de Programación y Contenidos de la cadena pública. Fernández explicó en rueda de prensa que 'Fuera de lugar' es una comedia llena de ternura sobre la importancia de los sentimientos, que quiere recuperar el sabor de la alta comedia, con toques realistas y sociales. "Es una comedia dirigida a todos los públicos e inscrita en la sociedad actual", indicado.

El reparto de este nuevo espacio de TVE cuenta con actrices de gran talla como Natalia Dicenta y su madre, la veterana Lola Herrera, quien se mostró encantada de regresar a la televisión: "era mi asignatura pendiente". También Dicenta se ha mostrado muy orgullosa de participar en 'Fuera de lugar'. "Creo que se está consiguiendo algo muy válido y muy bueno", señaló. Respecto a su papel en la serie, donde hace de Marta, la mujer de Adolfo, ha confesado que le parece "apasionante" y que le dio "mucha alegría pensar que tenía que representar a una mujer que aparentemente no tenía nada que ver" con ella".

En el primer capítulo, titulado 'Pero imposible', Adolfo, un prestigioso abogado sin escrúpulos, ve como en solo 24 horas su vida profesional y familiar, se desmorona en una sucesión de desgracias y venganzas que nada puede hacer por evitar: es despedido de su trabajo, descubierto en sus infidelidades, acusado de un delito, y agredido por una de sus antiguas victimas en los tribunales. Al llegar a casa descubre que la catástrofe en la que se ha convertido su vida no hecho más que empezar. Su mujer Marta, le echa de casa y anuncia a sus tres hijos, Lucía, Toño y Jorge que va a divorciarse. También deja a Adolfo sin dinero, le bloquea todas las cuentas. Desterrado del hogar familiar, su único recurso es un antiguo piso en una corrala donde vivía con sus padres.