Las visiones proféticas llegan a 'CSI' (Telecinco)

Actualizado 12/10/2008 18:33:53 CET
TELE5

MADRID, (OTR/PRESS)

Por si no fueran pocas las visiones y conversaciones con el más allá de series como 'Medium', 'Entre fantasmas' o 'Perdidos', una serie "realista" como es 'CSI' estrena mañana 'flashes' proféticos: 'CSI Miami', con Delko como policía forense-pitoniso. Tampoco faltará un nuevo caso de asesinato: La muerte de una estudiante acosada por las deudas y un asesinato posterior para cobrarse la venganza, que mantendrán ocupados a Horatio y compañía.

En el capítulo titulado 'Págame a tiros', Jessica y Brandon, dos estudiantes de 19 años, se divierten en la parte trasera de un todoterreno como colofón de una cita y, tras quedarse dormidos, Brandon se despierta al darse cuenta que el coche está envuelto en llamas.

Cuando llega el equipo de CSI encuentra a Jessica muerta y a Brandon inconsciente en la cuneta. Delko halla un charco de líquido bajo el coche y deduce que alguien cortó los conductos del sistema de frenado y que el fluido se prendió, dando lugar al incendio. En la autopsia, Alexx descubre que Jessica falleció por inhalación de monóxido de carbono incluso antes de que el todoterreno ardiera, por lo que empieza a manejar la hipótesis de doble suicidio. Por su parte, Calleigh registra el apartamento de la víctima y encuentra un preservativo usado y mensajes amenazadores en el contestador por parte de alguien que trabaja en una compañía de créditos.

Cuando acuden a la empresa, interrogan a un hombre llamado Keith y descubren que su ADN encaja con el hallado en el preservativo, pero cuando acuden a hablar con él por segunda vez el prestamista es abatido por un disparo realizado a distancia. Investigaciones posteriores indican que Keith estaba dispuesto a cancelar las deudas de Jessica a cambio de favores sexuales, pero finalmente no lo hizo y forzó a la chica a cometer el suicidio. A todas luces, el asesino de Keith buscaba venganza.

Mientras, Delko ha comenzado a tener misteriosas visiones de su compañero Tim Speedle, fallecido años atrás. Al principio el forense no le da mayor importancia y lo achaca a su imaginación, pero cuando el aparecido comienza a darle pistas sobre los casos que investiga se preocupa seriamente y decide no contarle nada a nadie.

En el episodio de después de 'CSI Nueva York', una banda que se dedica a romper las redes Bluetooth para robar dinero e información a los más poderosos del país y huir en un coche futurista, un cadáver en uno de los escenarios del crimen y más llamadas a las 3.33 horas en el teléfono de Taylor, serán los ingredientes del capítulo 'La banda de James Bond' (23.15 horas).