Actualizado 23/11/2022 11:39

No, el consumo excesivo de colesterol no aumenta los niveles de testosterona

Archivo - Un hombre, sin mascarilla, levanta pesas, el día en que ha entrado en vigor el decreto que pone fin al uso de la mascarilla en la mayoría de interiores, en un gimnasio, a 20 de abril de 2022, en Santiago de Compostela, A Coruña, Galicia (España)
Archivo - Un hombre, sin mascarilla, levanta pesas, el día en que ha entrado en vigor el decreto que pone fin al uso de la mascarilla en la mayoría de interiores, en un gimnasio, a 20 de abril de 2022, en Santiago de Compostela, A Coruña, Galicia (España) - ÁLVARO BALLESTEROS / EUROPA PRESS - Archivo


MADRID, 23 Nov. (Verificat / EUROPA PRESS) -

Zack Kusnir es un antiguo jugador de fútbol americano que en la actualidad se dedica a "ayudar a las personas a perder grasa y ganar músculo", según anuncia él mismo a través de redes sociales, donde utiliza el sobrenombre de 'Zack Strenght'. Hace unos días, escribió un tuit en el que aseguraba que el incremento de la ingesta de colesterol se traduce en un aumento de testosterona. ¿Qué hay de cierto en esa afirmación?

EL MENSAJE QUE ESTAMOS VERIFICANDO

"Aumenta tu ingesta de colesterol, aumenta tu testosterona".

CONCLUSIÓN

La afirmación es FALSA, según una verificación llevada a cabo por Vertificat.

JUSTIFICACIÓN

"La testosterona se sintetiza a partir del colesterol", pero que se fabrique a partir del colesterol "no quiere decir en absoluto que para ingerir más colesterol vayas a fabricar más testosterona", explica a Verificat Gabriel Pons, profesor de Bioquímica de la Universidad de Barcelona (UB) e investigador del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL).

La producción del andrógeno, la hormona sexual masculina circulante más abundamentemente en los hombres, "está regulado por la hipófisis", según indica a Verificat Gabriel Pons, profesor de Bioquímica de la Universidad de Barcelona (UB) e investigador del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL). La hipófisis es una glándula situada en el cerebro que produce varias hormonas como la oxitocina o la prolactina y que controla la mayoría de las demás glándulas del cuerpo.

El colesterol constituye una molécula imprescindible para la vida. Juan Hidalgo, profesor del departamento de Biología Celular, Fisiología e Inmunología de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB ) y miembro de la Sociedad Española de Fisiología, detalla a Verificat que a partir de ella se sintetizan, entre otras, las hormonas esteroideas, familia que incluye la testosterona, los estrógenos, la progesterona o el cortisol.

Estas hormonas "no se pueden almacenar por su naturaleza hidrofóbica (repelen el agua), son hormonas que se sintetizan a demanda", continúa Hidalgo. Esto quiere decir que no tenemos reservas de testosterona y que por mucho colesterol que ingiramos, si la hipófisis no da la orden de aumentar la producción de esta hormona este lípido no se usará para ello.

Además, resulta "un muy mal consejo sugerir que se tome colesterol con estos objetivos (rendimiento muscular)", añade Hidalgo: "niveles altos correlacionan con problemas cardiovasculares potencialmente peligrosos". Un exceso puede bloquear los vasos sanguíneos, propiciando la aparición de patologías vasculares o ictus (infarto cerebral). Constituye un problema silencioso que no se detecta hasta que se realiza un análisis de sangre: "El colesterol alto no causa síntomas", explican los Sistemas de Salud de Reino Unido (NHS).

FUENTES

- Manual MSD. Versión para público general (I)

- Biblioteca Nacional de Medicina de EEUU (I) (II)

- Servicios de Salud de Reino Unido (I)

- Fundació Ictus (I

- Instituto de Tecnología de Massachusetts (I

- Science Direct (I)

- MedlinePlus (I)

- Harvard Health Publishing (I)

- Institut d'Investigació Biomédica de Bellvitge (I)

Esta verificación se publicó originalmente en Verificat. Si os llegan mensajes que os parecen dudosos, podéis reenviárnoslos al 666 908 353 y el equipo de Verificat lo verificará.

Contador