Unos 200.000 alumnos de 6 y 12 años harán en septiembre un test que detecta altas capacidades intelectuales

El consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica, presenta el I Plan de
CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN
Actualizado 14/02/2011 14:29:01 CET

La Junta invierte 4 millones en la puesta en marcha del I Plan para la Atención educativa del alumnado sobredotado

SEVILLA, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

Cerca de 200.000 alumnos andaluces de 6 y 12 años se someterán el próximo mes de septiembre a una prueba específica y estandarizada por la Organización Mundial de la Salud (test de 'Screening') que detecta posibles casos de altas capacidades intelectuales. Con dicha prueba, la Consejería de Educación pretende detectar precozmente a los estudiantes con sobredotación para ofrecerle planes educativos con los que pueda desarrollar plenamente su potencial.

Según ha anunciado este lunes en rueda de prensa el consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica, esta prueba se realizará a principios del curso 2011-2012 a los estudiantes de 1º de Primaria y 1º de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), tanto de centros públicos como privados, con la intención descubrir entre el alumnado la existencia de altas capacidades intelectuales. Solo así, ha recalcado el consejero, la Administración podrá ofrecerles la "respuesta educativa más eficiente" para que desarrollen "al máximo todas sus potencialidades".

Educación estima que, en la actualidad, existe un dos por ciento del alumnado andaluz de Primaria y Secundaria (en torno a 19.000 alumnos) que posee lo que comúnmente se denomina como 'sobredotación intelectual'. Sin embargo, con la puesta en marcha del 'I Plan Andaluz de actuación para la atención educativa del alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo por presentar altas capacidades intelectuales' --donde se enmarca esta prueba de detección temprana--, la Consejería elevará esta cifra al 10 por ciento y trabajará también por mejorar las oportunidades de los alumnos con talentos simples (una elevada aptitud en un ámbito específico) y con talentos complejos (combinación de, al menos, tres aptitudes elevadas). Así pues, de las medidas de este nuevo plan se podrán beneficiar más de 90.000 alumnos andaluces.

Entre los objetivos principales de este plan se encuentran los de detectar y estimular de forma temprana las altas capacidades intelectuales, sensibilizar y formar a la comunidad educativa sobre las características de este alumnado, promover la intervención de profesionales especializados en esta materia o los de crear un mapa de alumnado con estas altas capacidades ya detectadas y ofrecerles las medidas educativas y de organización escolar que mejor se adapten a sus necesidades. Para ello, Educación invertirá cerca de cuatro millones de euros desde este año 2011 a 2013.

Álvarez de la Chica ha destacado que este plan supondrá un "gran salto cualitativo" en la atención e identificación de estos alumnos, ya que muchos de ellos, paradójicamente, incluso llegan a presentar muestras de fracaso escolar por no ser identificados a tiempo. En este sentido, el consejero ha admitido que en Andalucía, "hasta ahora, faltaba de forma evidente una decisión de esta naturaleza" para abordar las altas capacidades intelectuales. De ahí, el "grandísimo esfuerzo" para poner en funcionamiento este plan y para situar a la comunidad andaluza "a la cabeza" en la detección temprana en esta materia.

ADAPTACIONES CURRICULARES

Una vez identificados los alumnos sobredotados y con talentos simples y complejos, la Consejería de Educación proporcionará las adaptaciones curriculares necesarias para que estos estudiantes puedan llevar a cabo actividades de ampliación y profundización, cursar enseñanzas de un curso superior o incluso participar en proyectos de investigación promovidos por las Universidades andaluzas. Para ello, serán fundamentales dos aspectos, según ha reseñado Álvarez de la Chica: el apoyo y la implicación de las familias y la evaluación y seguimiento de estos alumnos.

A esta última tarea se dedicará el profesorado, de nuevo "pieza clave" del sistema educativo en general y de este plan en particular. Para ello, entre otras medidas, Educación incluirá en los planes anuales de formación del profesorado acciones específicas sobre el alumnado con altas capacidades intelectuales e incorporará a los ocho Equipos de Orientación Educativa Especializados existentes --uno por provincia-- la figura de un orientador experto en la materia, cuya tarea principal será la de aplicar los programas de detección, prevención y evaluación de altas capacidades, así como la de asesorar a los centros y a las familias de estos alumnos para potenciar al máximo sus cualidades.

Además, el profesorado con experiencia en altas capacidades intelectuales podrá desarrollar, de forma itinerante por otros centros educativos con alumnado de estas características, diferentes proyectos de intervención. Así, tal y como ha recalcado el consejero, "se extenderán las buenas prácticas docentes" en esta materia por toda la comunidad.

MÁS MEDIDAS

Otra de las medidas contempladas en este primer plan de altas capacidades intelectuales es la de actualizar la normativa que regula la atención educativa a este alumnado para "unificar, determinar y describir las medidas más adecuadas a las necesidades educativas de estos escolares" y que "fije los criterios de identificación e intervención y los procedimientos y plazos para la aplicación de las medidas establecidas, abarcando tanto las enseñanzas de régimen general como aquéllas de régimen especial".

Educación también elaborará unas "instrucciones que, a efectos de becas, permitan una interpretación uniforme del concepto de altas capacidades intelectuales, así como una identificación de aquellas actividades que pudiesen ser objeto de beca".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies