Publicado 09/05/2024 14:44

Andalucía tiene 64 estudios clínicos activos que investigan la esclerosis múltiple, que afecta a 9.000 andaluces

La consejera de Salud, Catalina García, ha participado en el punto informativo ubicado por la Asociación Sevillana de Esclerosis Múltiple (ASEM) en el Paseo del Cristina en Sevilla.
La consejera de Salud, Catalina García, ha participado en el punto informativo ubicado por la Asociación Sevillana de Esclerosis Múltiple (ASEM) en el Paseo del Cristina en Sevilla. - JUNTA DE ANDALUCIA

SEVILLA, 9 May. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía, Catalina García, ha confirmado este jueves que Andalucía cuenta con 64 estudios clínicos activos que investigan la esclerosis múltiple, que afecta a alrededor de 9.000 andaluces. Con motivo del Día Mundial de la Esclerosis Múltiple, la consejera ha acompañado a la Asociación Sevillana de Esclerosis Múltiple (ASEM) en el punto informativo ubicado el Paseo del Cristina para dar a conocer la labor que realizan en torno a esta enfermedad.

Sobre dichos estudios, ha concretado que 44 son ensayos clínicos (el 15% en fases tempranas), 19 son estudios observacionales y, además, hay en marcha una investigación clínica con producto sanitario, tal como ha detallado la Junta en una nota de prensa. Debido a que muchos de estos estudios se están realizando simultáneamente en varios centros, se contabilizan en total 132 participaciones (contratos firmados).

Estos se encuentran repartidos a lo largo de la geografía andaluza siendo el Hospital Universitario Virgen Macarena y el Hospital Regional Universitario de Málaga los centros con un mayor porcentaje de participación. La titular de Salud y Consumo ha señalado que, entre los estudios clínicos activos, se pueden destacar, por número de centros que participan, el 'Estudio de evidencia en práctica clínica real: estudio de cohorte prospectivo no intervencional post-autorización para evaluar la efectividad, la seguridad y los resultados de salud a largo plazo del tratamiento de la esclerosis múltiple recurrente en la práctica clínica de rutina en España con Cladribina comprimidos', en el cual participan ocho centros de cinco provincias distintas.

Otra investigación clínica que podemos destacar es Melatoms-1. Se trata de un ensayo clínico enmarcado dentro de un proyecto de investigación coordinado financiado por la Consejería de Salud y Consumo. El equipo de investigación está formado por una veintena de investigadores multidisciplinares pertenecientes a los principales centros de investigación biomédica y clínica de Sevilla, entre los que se encuentra el Instituto de Biomedicina de Sevilla, IBiS/Hospital Universitario Virgen del Rocío/US/CSIC.

Se trata del primer ensayo a nivel mundial en valorar los efectos de la terapia con melatonina en pacientes con Esclerosis Múltiple Primaria Progresiva en tratamiento estable con ocrelizumab, donde se evaluará la seguridad y la eficacia de la terapia administrada durante 24 meses sobre la progresión de la enfermedad, atrofia cerebral, neuroinflamación, neurodegeneración axonal, el estrés oxidativo, la composición de la microbiota y el miRNoma, así como sobre los desórdenes del sueño, la fatiga, la espasticidad y los cambios cognitivos.

Actualmente en el Sistema Sanitario Público Andaluz (SSPA) se están desarrollando al menos siete proyectos de investigación competitivos cuya investigación está enfocada en la esclerosis múltiple. Dichos proyectos han captado cerca de un millón de euros, siendo Málaga la provincia que más dinero capta para este tipo de proyectos. Los principales financiadores de estos proyectos son la Consejería de Salud y Consumo, a través de la Fundación Progreso y Salud, con un 44% de los fondos concedidos, seguida por el Instituto de Salud Carlos III (32% fondos).

De este modo, Catalina García ha reconocido la importancia de la investigación en esta materia, por su traslado final a los tratamientos y a la atención de los pacientes. "El objetivo de los equipos multidisciplinares no es otro que el de detectar esta enfermedad de forma precoz para evitar que progrese", ha explicado, al tiempo que ha recordado que desde 2019 se han adquirido nuevos equipamientos diagnósticos y de tratamiento para mejorar la atención a estos pacientes, cuyo abordaje integral es "fundamental".

Además, ha hecho referencia a que todas las provincias de Andalucía disponen de un equipo de referencia para el tratamiento de esta enfermedad, lo que evita desplazamientos y ofrece una atención personalizada. Asimismo, ha recordado que la Unidad de Esclerosis Múltiple del Hospital Universitario Virgen Macarena ha liderado la elaboración de la guía nacional de atención a estos pacientes.

El documento, denominado 'Consenso nacional para el manejo de la Esclerosis Múltiple', ha sido publicado recientemente en la revista española de Neurología y actualiza el elaborado en 2016 con el objetivo de reflejar los avances en el campo de la Neurología y el tratamiento de la enfermedad. Entre las conclusiones más destacadas se encuentran las recomendaciones de iniciar el tratamiento modificador de la enfermedad (TME) con agentes inmunomoduladores en los pacientes con síndrome radiológico aislado, es decir, en aquellas personas con lesiones en la sustancia blanca del sistema nervioso central y que continúan teniendo nuevas lesiones en la resonancia cerebral y/o medular realizadas de control.

Además, subraya la importancia de tener en cuenta la opinión y circunstancias personales de cada paciente para individualizar el tratamiento y elegir la mejor opción para cada persona y sugiere abandonar la terminología tradicional de "líneas de tratamiento" en la clasificación de los TME e insistir en la necesidad de una medicina personalizada y elegir la potencia adecuada para cada momento de la enfermedad de cada paciente.

El objetivo del tratamiento es el control de la actividad de la enfermedad para reducir la frecuencia y la gravedad de los brotes y prevenir o retrasar la discapacidad. Esclerosis múltiple La Esclerosis Múltiple ha duplicado su prevalencia en los últimos años (80-180 cada 100.000 personas en España). Después de los accidentes de tráfico, es la primera causa de discapacidad en adultos jóvenes (mayoritariamente mujeres).

La enfermedad cursa con procesos neuroinflamatorios y neurodegenerativos dando lugar a altos grados de discapacidad en los pacientes y otros síntomas, a veces considerados "invisibles", que determinan en gran medida la calidad de vida; como los desórdenes del sueño que se han asociado a la fatiga, espasticidad o depresión que presentan un alto porcentaje de los pacientes.