Carmona diseña 41 medidas para combatir el cambio climático y aprovechar sus consecuencia

Paisaje del escarpe de Carmona
CEDIDA
Publicado 08/07/2018 18:27:08CET

CARMONA (SEVILLA), 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Carmona (Sevilla) ha finalizado su Plan de Adaptación al Cambio Climático, que incluye un total de 41 medidas a desarrollar en la localidad con el objetivo de minimizar sus efectos negativos, al mismo tiempo que aprovechar las posibles consecuencias positivas de este efecto.

Durante los últimos seis meses y con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica, el Ayuntamiento está trabajando en este plan para que la ciudad esté preparada a este desafío ambiental que tiene también sus efectos sociales y económicos.

Para ello, se han desarrollado distintas mesas de trabajo en las que se han analizado los impactos negativos que el cambio climático tendría sobre la ciudad, como pueden ser la pérdida de entorno paisajístico y patrimonio natural, la aparición de plagas latentes, la disminución de productividad y rentabilidad de explotaciones agroganaderas, los cambios en el calendario de siembra y el aumento del riesgo de desertificación.

Fruto de estas mesas de trabajo, se definieron también un total de 41 medidas para la adaptación de Carmona a estos cambios negativos. Entre estas acciones destacan la reducción de la demanda hídrica a través de la mejora de la red de distribución y sistemas de riego de áreas urbanas, la diversificación de las unidades de cultivo, la promoción de la agricultura y la ganadería ecológica, la mejora de la gestión de los suelos, la formación de agricultores y ganaderos en los efectos del cambio climático y el establecimiento de nuevos protocolos para la lucha contra las plagas.

El alcalde de la localidad, Juan Ávila (PP), ha señalado que con este plan "Carmona es pionera en Andalucía en la puesta en marcha de un plan que permita el desarrollo de acciones concretas de adaptación a la nueva situación medioambiental, especialmente en sectores como la agricultura y la ganadería de tanta importancia para el desarrollo local".

En la elaboración de este plan se ha podido conocer la evolución que ha experimentado el clima a lo largo de los últimos cincuenta años e igualmente las proyecciones esperables en función de tres escenarios climáticos que se tendrían hasta 2100. Los datos han mostrado como el incremento de la temperatura en más de dos grados o el descenso de la pluviometría van a condicionar el desarrollo de Carmona, pues provocarán impactos como el incremento de la desertización, la sequía, pérdida de cultivos, estrés térmico o aparición de nuevos vectores de enfermedad, que pueda cambiar y afectar al sistema productivo local fuertemente basado en la agricultura.