CCOO y UGT señalan el impacto "negativo" de la reforma laboral e instan a un cambio de modelo

Actualizado 30/07/2010 19:12:42 CET

SEVILLA, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos CCOO y UGT en Andalucía han destacado el impacto "negativo" de la reforma laboral en los datos del segundo trimestre del año en la Encuesta de Población Activa (EPA), al mismo tiempo que instaron a un cambio de modelo productivo.

Por su parte, UGT-A indicó que la cara más visible de la "difícil" coyuntura económica es el paro y la pérdida de empleo y detalló que "la única" forma de superar la actual situación de crisis es a través de la recuperación económica y no de la supresión de los derechos laborales.

En este sentido, aseguró que ante la decisión del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sobre la ampliación de la edad de jubilación, UGT-A exige "la defensa del sistema público de pensiones, su viabilidad y el compromiso adoptado en el Pacto de Toledo, rechazando cualquier tipo de recorte al respecto".

De manera que para UGT-A las soluciones a la crisis "no deben tener como objetivo único y prioritario la reducción del déficit público, sino la recuperación del crecimiento económico y del empleo, ya que sólo así es posible reducir dicho déficit". En este sentido, resaltó como "fundamental" el cumplimiento del Acuerdo de Concertación Social.

Así, UGT-A hizo hincapié en que la clave sigue estando en el cambio de modelo productivo, que necesita empresas que inviertan en innovación, en modernización de tecnologías, en formación, que busquen nuevos mercados basándose en la mejora de la productividad y no en la competitividad a través de la reducción de costes.

"EL 70% DEL PARO HABLA ANDALUZ"

Por su parte, la secretaria de Empleo de CCOO-A, Nuria López, ha calificado de "dramáticos" los datos EPA del segundo trimestre en Andalucía porque demuestran que "el 70 por ciento del aumento del paro habla andaluz" y evidencian los efectos negativos que ya están teniendo la reforma laboral y los recortes en inversiones del gobierno.

En este sentido, López ha destacado que de los más de 32.000 personas desempleadas más en España con respecto al anterior trimestre, en torno al 70 por ciento se concentran en Andalucía. "El 70 por ciento del aumento del paro de este país habla andaluz", ha aseverado.

López indicó que la reforma laboral no hace sino meter a todos los trabajadores y a las personas desempleadas en "un callejón sin salida", al tiempo que criticó duramente las actuaciones del Gobierno central y autonómico porque "van en la dirección contraria" a las necesidades del mercado de trabajo.

Del mismo modo, la sindicalista lamenta que "1.104.100 andaluces y andaluzas que quieren trabajar y no pueden hacerlo, y lo podrán hacer aún menos con las medidas del Gobierno nacional y su política de recortes en las pensiones, en las ayudas a la dependencia, la congelación de salarios en el sector público, los recortes de inversiones en obras públicas, viviendas y rehabilitación, todo esto se traducirá en más paro".

A lo que, en opinión de López, "habrá que sumar el impacto negativo que está teniendo y que tendrá la reforma laboral, que ha sido agravada con las enmiendas en el trámite parlamentario". "Al Gobierno no le bastaba con abaratar, facilitar y hasta subvencionar el despido, sino que crea la figura del despido preventivo, una aberración a los derechos laborales porque permite que ante una supuesta previsión empresarial de no obtener los beneficios calculados se pueda despedir libremente a sus trabajadores".

Para López, este despido preventivo permite que "ni siquiera la empresa deba justificar esa reducción de beneficios, simplemente debe acreditarlo por cualquier medio quedando el juez como figura decorativa y dejando a los trabajadores casi sin defensa jurídica".

Frente a esto López insistió en la necesidad de inversiones y ayudas ligadas a la reorientación del modelo productivo, el fortalecimiento del tejido industrial y la generación de empleo, lamentando que "se cuestionen estas inversiones mientras nadie cuestiona la ayudas multimillonarias para garantizar la viabilidad de los bancos".

En cuanto a las personas desempleadas, López ha advertido de que la reforma laboral "las pone al servicio de las empresas privadas de intermediación" que "podrán presionarlas incluso a la hora de buscar un empleo". A este respecto López ha remarcado que la reforma laboral "privatiza los servicios públicos de empleo y pone en manos de empresas privadas a los más de 4.600.000 personas paradas de este país, que pasan a ser clientes de los que pueden aprovecharse de su necesidad para hacer negocio".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies