Nueva concentración ante el colegio siniestrado en El Cuervo de Sevilla y tercer día sin que los niños asistan a clase

Aula siniestrada.
PP
Publicado 16/01/2018 19:18:32CET

EL CUERVO DE SEVILLA, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los aledaños del Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Ana Josefa Mateos, enclavado en El Cuervo de Sevilla, ha sido este martes el escenario de una nueva concentración de la comunidad educativa, después de que la semana pasada se desplomase un sector del techo de escayola del aula de música. Este martes ha sido además el tercer día sin que los alumnos asistan a clase, toda vez que sus familias reclaman no sólo el arreglo de este aula, sino la "reforma integral" que el colegio necesita desde hace años.

Dicho siniestro, como se ha informado, acontecía el pasado jueves por la mañana mientras los alumnos estaban en el recreo, toda vez que la asociación de madres y padres de alumnos (AMPA) del colegio optó por que los niños no asistiesen a clase, en demanda de garantías respecto al estado del centro.

El alcalde del municipio, Francisco Cordero (IU), aseguraba en ese sentido que la incidencia era fruto de "desperfectos mayores" cuya subsanación correspondía a la Junta de Andalucía, si bien a continuación la Administración educativa precisaba que uno de sus técnicos había visitado el edificio, comprobando que el techo de escayola del aula de música se vino abajo a causa del agua acumulada por la rotura de un bajante. "El arreglo de una rotura de tubería es una competencia municipal", señalaban a Europa Press fuentes de la Administración educativa en referencia al citado siniestro.

LA REPARACIÓN DEL AULA

No obstante, la Junta de Andalucía anunciaba después su decisión de hacerse cargo del arreglo "a pesar de ser competencia municipal", tras lo cual el Ayuntamiento de El Cuervo señalaba que cuatro operarios municipales estaban ya trabajando en la retirada completa del techo de escayola y el acondicionamiento del aula, para garantizar la seguridad y restablecer la normalidad de las clases a la mayor brevedad posible.

Ya este martes, Rocío, una de las portavoces de la AMPA de este colegio, ha informado a Europa Press que esta misma mañana ha sido celebrada una nueva concentración reivindicativa a las puertas del centro, mientras los alumnos tampoco han entrado esta vez a clase.

La portavoz de la AMPA ha confirmado que los operarios municipales están reparando el aula siniestrada, pero ha insistido en que el edificio cuenta ya con "30 años" de historia y no pocas "incidencias" como "grietas y filtraciones de agua", una instalación eléctrica que "no cumple la normativa vigente" y "las calderas sin revisar" desde hace años. Precisamente por ello, la comunidad educativa de este centro lleva "años" reclamando mejoras en el inmueble, protagonizando incluso movilizaciones "desde principios de 2017".

Por eso, ha manifestado que más allá de la situación del aula de música, la comunidad educativa reclama una "reforma integral" del edificio del colegio, avisando de que las familias están "muy concienciadas" con dicha reivindicación.