Comienza el periodo de adhesiones al acuerdo de rescate de Abengoa

Abengoa
EUROPA PRESS
Actualizado 25/09/2016 22:34:39 CET

SEVILLA, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

Abengoa abrirá este próximo lunes día 26 de septiembre el periodo de un mes para que los acreedores de la empresa se adhieran al acuerdo de reestructuración alcanzado en agosto con el objetivo de evitar el mayor concurso de acreedores conocido en España hasta la fecha.

La empresa andaluza ha anunciado la apertura de dicho periodo de adhesiones para esa fecha en un hecho relevante comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en la madrugada de este sábado, en el que concreta que este periodo finalizará el próximo 25 de octubre, después de que se haya firmado el contrato de reestructuración.

En concreto, el contrato de reestructuración ha sido suscrito, y elevado a público en escritura autorizada por el notario de Madrid José María García Lombardía, por parte de Abengoa, varias de las sociedades del grupo cuyo pasivo financiero se reestructura y un grupo de acreedores financieros que participan tanto en la deuda financiera existente como en los tramos de dinero nuevo y de avales nuevos, según detalla el hecho relevante, consultado por Europa Press.

Las adhesiones deberán formalizarse en escritura pública, otorgada por representante debidamente apoderado del acreedor de que se trate ante el citado notario de Madrid, y se podrán realizar, previa cita, en horario continuado de 9,30 a 19,00 horas durante los días laborables y hasta las 14,00 horas durante los días festivos en Madrid, según informa la empresa, que aclara que el modelo de escritura de adhesión se encuentra a disposición de los acreedores en la referida notaría.

De igual modo, también pueden adherirse al contrato de reestructuración mediante una escritura de adhesión otorgada ante cualquier notario de su lugar de residencia en España, debiendo solicitar en este caso al notario que intervenga que remita una copia de la documentación firmada al notario autorizante de la escritura de elevación a público del contrato de reestructuración; es decir, José Miguel García Lombardía.

PRECONCURSO

La empresa confía en reunir el apoyo necesario para salir del preconcurso, para lo que necesita el visto bueno de los tenedores de al menos un 75 por ciento de la deuda. Para la adhesión, se han diseñado distintas vías, en función del tipo y volumen de deuda.

El proceso se lanza con vistas a obtener el apoyo al plan antes del próximo 28 de octubre, que es la fecha fijada por el juzgado mercantil número dos de Sevilla, tras el aplazamiento concedido en marzo.

Abengoa también deberá celebrar, o al menos convocar, antes de esa fecha una junta de accionistas en la que sus accionistas den el visto bueno al acuerdo de reestructuración de deuda financiera y recapitalización de la empresa.

Conforme a lo pactado con los bancos y fondos inmersos en las negociaciones, la empresa recibirá una inyección de dinero nuevo por valor de 1.169 millones de euros.

Este importe incluye tanto una inyección por valor de 655 millones de euros como la refinanciación de los préstamos recibidos en septiembre y diciembre de 2015 y en marzo de 2016, equivalente a unos 515 millones de euros.

Esta financiación tendrá un rango superior a la deuda preexistente y se dividirá en tres tramos, en los que se ponen como garantía activos de ingeniería, el A3T en México y las acciones de la participada estadounidense Atlantica Yield. También habrá distintas líneas de avales.

NUEVA ESTRUCTURA ACCIONARIAL

Los inversores que aporten nuevo capital en estos tres tramos y líneas de avales podrán hacerse con el 55 por ciento de la Nueva Abengoa, al tiempo que los actuales acreedores deberán aceptar una quita del 97 por ciento.

En todo caso, los que participen en el rescate podrán capitalizar un 70 por ciento del importe de los créditos y recibir a cambio un 40 por ciento de la nueva Abengoa. Para los actuales accionistas de la empresa se ha reservado un cinco por ciento del accionariado.

Según informa la compañía en el hecho relevante de este sábado, el 30 por ciento restante del nominal de la deuda preexistente será refinanciado mediante nuevos instrumentos de deuda que sustituirán a los preexistentes y que tendrán la condición de senior o junior en función de si dichos acreedores participan o no en los tramos de dinero o avales nuevos.

Dichos instrumentos tendrán vencimiento de 66 y 72 meses, respectivamente, con posibilidad de prórroga hasta en 24 meses adicionales, y devengo anual de intereses del 1,50 por ciento --0,25 por ciento de pago en efectivo y 1,25 por ciento de capitalización o pago en efectivo únicamente bajo ciertas condiciones--.

El instrumento junior podría ser objeto de una posterior reducción --que en ningún caso podrá ser superior al 80 por ciento del valor nominal inicial anterior a la capitalización antes mencionada-- en caso de que por materialización de contingencias el importe de la deuda antigua refinanciada --tras la capitalización del 70 por ciento anteriormente referida-- excediese de 2.700 millones de euros.

El acuerdo cuenta con el apoyo de las firmas Abrams Capital, The Baupost Group, Canyon Capital Advisors, Centerbridge Partners, the D. E. Shaw group, Elliott Management, Hayfin Capital Management, KKR Credit, Oaktree Capital Management y Värde.

Por su parte, los bancos acreedores que han participado en el rescate han sido Banco Popular, Banco Santander, Bankia, Credit Agricole y CaixaBank. Lazard, para Abengoa; KPMG, para las entidades financieras; y Houlihan Lokey, para los bonistas, han actuado como entidades asesoras.