La producción media de aceituna de mesa en España será de 536.000 toneladas, según UPA-A

Publicado 31/08/2016 19:38:10CET

SEVILLA, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

La producción media de aceituna de mesa en España será de 536.000 toneladas, según UPA-A, que ha presentado el segundo avance de cosecha de aceituna de mesa de la campaña 2016.

Ha recordado en una nota que la Organización Interprofesional de la Aceituna de Mesa, Interaceituna, ha presentado un segundo avance de aforo de producción de aceituna de mesa de la campaña 2016.

En un comunicado, UPA-A ha indicado que este avance es el segundo de los cuatro avances que emitirá la interprofesional a lo largo de los meses de agosto, septiembre y octubre, al objeto de analizar e informar periódica y objetivamente sobre la evolución de la cosecha de aceituna de mesa y los múltiples factores (agroclimáticos, socio-económicos, etcétera) que pueden influir en la misma.

Posteriormente, y una vez conocidos los datos de producción total de aceitunas entamadas será la Agencia de Información y Control Alimentario, AICA, la que informe del resultado final de la campaña en base a la información suministrada por las industrias entamadoras.

Con respecto a los aspectos a considerar de la futura cosecha en la presente campaña, UPA precisa que hay dos factores fundamentales que pueden tener una influencia considerable como son la climatología y la vecería.

En lo referente a la climatología, apunta que es una fecha bastante crítica que marcará en gran medida el porcentaje de aceitunas potencialmente verdeables al inicio de la nueva cosecha.

En este sentido, UPA-A ha resaltado que "tras unas tardías pero abundantes precipitaciones recogidas en la primera quincena del mes de mayo, que fijaron los frutos y favorecieron la emisión de nuevas medidas para la próxima campaña, no ha tenido lugar ninguna precipitación ni tormenta de relevancia".

Además, desde entonces el clima ha sido "extremadamente caluroso y seco", propiciado por los fuertes y continuos vientos de levante, que han estado presentes de manera sostenida y que han mermado la evolución fenológica de los frutos.

De esta forma, se encuentra una boleda con suficientes frutos, mayormente en las variedades manzanilla y hojiblanca, pero que presentan un elevado estrés hídrico y por ello, gran parte de la producción no están aptas para verdearse, principalmente como consecuencia del escaso calibre de sus frutos, de la baja relación pulpa-hueso y del porcentaje de agostado de los mismos, sobre todo en las parcelas de secano y en los riegos deficitarios.

Por el contrario, en las parcelas más descargadas, en los secanos frescos y en las fincas de riego con suficiente caudal, el fruto, aunque escaso de calibre en general, "está aguantando las inclemencias de este seco verano" y será donde se comenzará la recogida en las próximas fechas.

En lo que respecta a la vecería, tampoco se observa una marcada vecería en las diferentes zonas productoras, exceptuando la buena cosecha existente en la zona de Utrera y el Aljarafe sevillano, al estar los árboles repuestos por la poca producción del año anterior.

Al contrario ocurre en Arahal-Morón, donde se aprecian parcelas descargadas y menor producción en general, después de tener una importante cosecha el pasado año.

La producción aforada en este segundo avance por variedades en toneladas es de 187.000 de manzanilla, 35.000 de gordal, 243.000 de hojiblanca, 27.000 de cacereña, 28.000 de carrasqueña y 16.000 de otras variedades, con una producción media en total en España de 536.000 toneladas.

Como resumen de este informe, han comunicado que "existen aceitunas suficientes en campo de las variedades manzanilla, gordal y hojiblanca, al contrario que el resto de variedades comerciales en las que su producción es escasa, no obstante, el estado hídrico de la arboleda está muy mermado en general y agravándose conforme se aproximan las fechas de inicio de la nueva campaña y no se pronostican cambios favorables en la climatología a corto plazo".

Por ello, la producción potencialmente verdeable aforada es "muy dependiente", al alza o a la baja, de la evolución climática que predomine durante los meses de septiembre y octubre.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies