El hijo de Giménez Abad dice que el fin de ETA responde "al pulso que hemos mantenido los demócratas"

 

El hijo de Giménez Abad dice que el fin de ETA responde "al pulso que hemos mantenido los demócratas"

Violeta Barba y Manuel Giménez Larraz, en el acto este viernes en las Cortes
EUROPA PRESS
Publicado 05/05/2017 15:18:00CET

ZARAGOZA, 5 May. (EUROPA PRESS) -

Manuel Giménez Larraz, hijo del jurista y político aragonés Manuel Giménez Abad, asesinado por ETA el 6 de mayo de 2001, en Zaragoza, ha manifestado durante el acto en memoria de su padre que el fin de la banda terrorista "no se debe a su conversión y arrepentimiento, sino al pulso que hemos mantenido los demócratas durante décadas".

En su discurso en el Salón San Jorge del Palacio de la Aljafería, sede de las Cortes de Aragón, donde se ha celebrado el acto 'Homenaje a la palabra' en recuerdo de su padre, Giménez Larraz se ha referido a la entrega parcial de las armas realizada por ETA el pasado 8 de abril.

Con ella, ha señalado, "los españoles les obligamos a dar un paso más hacia su definitiva disolución", para subrayar que "el final del terrorismo es una excelente noticia en la que los protagonistas somos los ciudadanos, las víctimas, el Estado, todos nosotros y no los asesinos de ETA".

A su entender, su fin se debe también "a un mero criterio de oportunidad para emprender otro camino para conseguir sus objetivos políticos" porque "el proyecto que preconizaba violentamente ETA sigue vigente" y "se alimenta del aliento de quienes consideran que el simple hecho de que unos asesinos hayan dejado de matar les otorga una legitimidad democrática y ética ante la que debemos sucumbir ".

Sin embargo, ha dicho Giménez Larraz, "cualquier ciudadano debería abominar de ese proyecto que antes se escondía tras pasamontañas y pistolas y ahora pretende presentarse orgulloso en todo tipo de foros" ya que "un asesino no deja de ser un asesino, igual que mi padre nunca dejará de ser una víctima".

VIRTUDES CÍVICAS

Giménez Larraz ha rememorado sus vivencias junto a su padre, que fue asesinado cuando era presidente del PP Aragón, "un hombre bueno, un tipo especial que reunía muchas de las virtudes cívicas que echamos de menos ahora, radicalmente íntegro y honesto, inteligente, tímido sensible".

Igualmente, se ha referido al "espíritu tolerante" de su padre, que "le empujaba a ponerse en el lugar de los demás, escucharles, entenderles, con respeto" y que creía que "de diferentes perspectivas brotan soluciones comunes".

También ha nombrado su relación personal con políticos de diferentes ideologías y ha sostenido que ahora "podemos dilapidar el tiempo construyendo un futuro frágil o podemos tratar de hablar, discutir y reflexionar para forjar un futuro más sólido en el que una amplia mayoría de ciudadanos nos vemos representados".

En este punto, ha manifestado que la Fundación a la que da nombre su padre, de Estudios Parlamentarios y del Estado autonómico, que nació en el seno de las Cortes de Aragón, "tiene ese espíritu constructivo, sin estridencias", y ha resaltado la importancia de su presencia en Iberoamérica, línea en la que ha defendido debe continuar.

PLURALIDAD QUE INVITA AL DIÁLOGO

El acto ha contado también con la intervención de la presidenta de las Cortes y copresidenta de la Fundación, Violeta Barba, quien ha subrayado el "orgullo del trabajo desde la pluralidad" en un Parlamento "fragmentado" fruto "de una sociedad rica en matices" y que "invita a la suma y al diálogo".

"A eso dedicamos nuestros esfuerzos, que día a día recuerda las tradiciones de pacto de Aragón", ha dicho Barba, mientras que de la Fundación ha señalado que es "un espacio apto para el encuentro, foro de debate riguroso, reconocido fuera y dentro del territorio", un lugar para "reflexionar sobre cuestiones importantes" que permite "reivindicar el valor de la política" y "recordar los valores esenciales que nos aglutinan a todos entorno al parlamento".

Sobre Manuel Giménez Abad ha resaltado su "pasión por la política con raíces en su firme compromiso por el ser público y por Aragón" y sobre su asesinato ha considerado que hay que "recordar" y también "reivindicar el compromiso colectivo con la libertad y la democrática" para hacer de esta fecha "celebración de la tolerancia".

NUEVOS DESAFÍOS

Barba ha estimado que los objetivos de igualdad, libertad y justicia "se enfrentan a nuevos desafíos" en un momento en el que "todo ha evolucionado" y hay que hacer frente "a retos complejos", "algo que compromete directamente al parlamento", donde "hemos de ser capaces de renovarnos para encontrarnos con la ciudadanía".

Por eso, ha defendido un parlamento "abierto, de cristal", transparente y "los valores esenciales que nos aglutinan a todos" en un contexto de "pluralidad", fragmentación y "complejidad".

La presidenta de las Cortes también ha transmitido su "solidaridad y cariño" a la mujer de Giménez Abad, Ana Larraz, y a su hijo Manuel, presentes en el acto, al que también han asistido autoridades como el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, el consejero de Presidencia del Gobierno autonómico, Vicente Guillén, y el Justicia, Fernando García Vicente, así como representantes de los diferentes partidos políticos, del Congreso y del Senado.

Por otra parte, se ha leído el acta del jurado del noveno Premio Manuel Giménez Abad para trabajos de investigación sobre el parlamento, que ha sido declarado desierto por unanimidad.

MISA EN JACA

Este sábado, con motivo del 16 aniversario del fallecimiento de Giménez Abad, se celebrará una misa funeral en la Iglesia de Santiago de Jaca (Huesca), de donde era originario, a la que asistirá el presidente del PP Aragón, Luis María Beamonte. Tendrá lugar a las 12.30 horas.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies