Nestlé reduce en un 64% el uso de agua en sus fábricas

Fábrica Nestlé
NESTLÉ
Publicado 15/03/2018 18:56:09CET

SANTANDER, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

Nestlé ha conseguido reducir en un 64 por ciento el uso de agua en sus diez fábricas españolas en el período comprendido entre 2010 y 2017,
siendo las fábricas ubicadas en La Penilla de Cayón (Cantabria) y en Pontecesures (Pontevedra) las que registran una mayor reducción gracias, en parte, a la instalación de circuitos cerrados en los sistemas de refrigeración de los procesos productivos.

Así lo ha anunciado este jueves en un comunicado la compañía, nque ha señalado que, de esta manera, y como respuesta a su compromiso con el planeta en temas de sostenibilidad y medioambiente, ha conseguido su objetivo marcado para 2020 en materia de ahorro de agua.

En este sentido, explica que mientras que al inicio de la actual década el uso de agua en las fábricas de Nestlé era de 11,02 m3 por tonelada de producto, el año pasado se registró un uso de 3,96 m3 por tonelada de producto, lo que ha supuesto un ahorro de más de 5 millones de m3 de agua, equivalente al consumo diario de agua de los españoles.

En el caso de las plantas de La Penilla de Cayón y Pontecesures el uso de agua por tonelada de producto fabricado en este período ha alcanzado una reducción de un 83% y un 80%, respectivamente.

Así, mientras que en 2010 el uso de agua en la fábrica cántabra era de casi 70 m3 por tonelada de producto, en 2017 esta cantidad se redujo a poco más de 11 m3 por tonelada elaborada.

Por su parte, el centro de producción gallego ha pasado de los 16 m3 por tonelada de producto del principio de la década a los poco más de 3 m3 por tonelada registrados el pasado año.

La implementación de circuitos cerrados con torres de refrigeración, que sustituyen a los circuitos de refrigeración de un solo paso en algunos de los centros productivos, ha propiciado estos descensos, según la compañía.

Así, gracias a este sistema de refrigeración, el agua permanece en un circuito cerrado que, mediante aerorefrigeradores, permite su reutilización constante sin necesidad de utilizar el agua del río y contribuyendo a mantener el caudal ecológico del mismo.

A estas medidas, también hay que sumar el desarrollo de acciones preventivas de mantenimiento de las instalaciones, así como la realización de programas de sensibilización y formación que se han llevado a cabo entre los empleados, ha agregado.

Precisamente, la fábrica de Nestlé en Pontecesures, que se dedica a la producción de leche condensada, instaló a finales de 2016 este sistema de circuito cerrado con torre de refrigeración. Como consecuencia, esta planta redujo durante el pasado año un 62,4% el uso de agua por tonelada de producto fabricada.

En concreto la utilización de este sistema ha comportado un ahorro de cerca de 200.000 m3 de agua en 2017, equivalente al consumo diario de agua de los barceloneses.

Por su parte, la fábrica de La Penilla, que produce chocolates y productos de confitería, cacao soluble, harinas y cereales infantiles, leche en polvo y masas y obleas refrigeradas, cuenta con este sistema instalado desde el año 2011. En este período ha pasado de los más de 5,3 millones de m3 de agua al poco más de 1 millón de m3 utilizados el pasado año en su actividad industrial.

Por último, la fábrica de Nestlé en Sebares (Asturias), dedicada a la elaboración de leches líquidas y tarritos infantiles, también cuenta con este sistema que instaló en 2014. Desde entonces, ha conseguido reducir el uso de agua en más de 200.000 m3.

Cantabria sostenible ofrecido por
Cantabria Sostenible