El Colegio de Médicos inaugura las III Jornadas de Gastronomía y Salud

Colegio de Médicos de Cantabria
EUROPA PRESS
Publicado 20/09/2017 9:00:00CET

SANTANDER, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Colegio de Médicos de Cantabria inaugura este miércoles, día 20, las III Jornadas de Gastronomía y Salud que organiza en colaboración con Igualatorio Cantabria y la Academia de Gastronomía de Cantabria. Será a las 20.00 horas en el salón de actos del Colegio.

En la primera jornada intervendrá el doctor y catedrático de Fisiología y experto en Nutrición y Alimentación, José Enrique Campillo, quien hablará sobre 'Cocinar nos hizo humanos'. La inauguración correrá a cargo del presidente del Colegio de Médicos, Javier Hernández de Sande, y del director general del Igualatorio Cantabria, Pablo Corral.

Según el doctor Campillo, la cocina alejó evolutivamente al hombre de los simios, proporcionando grandes ventajas para la evolución del cerebro. Una masticación más fácil permitió reducir las mandíbulas y los dientes, mientras el calor del fuego "desnaturalizó las proteínas y modificó los almidones permitiendo su mejor digestión".

El cocinado permitió el acceso a alimentos tan importantes como los cereales, las féculas y las legumbres.

De este modo, la cocina proporcionaba alimentos sin contaminación bacteriana, sin parásitos, y permitió su conservación mediante el ahumado y la salazón, de forma que además la cocina "acrecentó la socialización de nuestros ancestros".

El logro de cocinar los alimentos permitió el desarrollo de un potente cerebro, que consume mucha energía metabólica, y exigió la reducción compensatoria del otro órgano que consume tanta energía, como es el aparato digestivo. "Esto se logró mediante un cambio en los patrones de alimentación con el incremento de los alimentos de origen animal y reducción de los de origen vegetal y, sobre todo, la predigestión de los alimentos mediante el cocinado", ha explicado el experto en Alimentación.

No obstante, ha reconocido que es difícil saber cuál es la alimentación perfecta, tanto por razones éticas como técnicas, y "la gente asiste alarmada a los continuos vaivenes respecto a la relación entre alimentación y la salud".

"Lo que hoy se considera sanísimo, al año que viene puede considerarse un veneno. Y todos estos vaivenes se jalean continuamente en las redes sociales y, en la mayor parte de los casos, por personas sin conocimientos adecuados", ha remarcado.

En este sentido, ha recordad hoy está de moda la dieta y el estilo de vida paleolítico. Según su libro El Mono Obeso, la alimentación y el estilo de vida más saludable es el que disfrutaban los cántabros ancestrales que decoraron las cuevas de Altamira.

"Es la paleodieta que hoy ha colonizado por completo clínicas, consultas de nutrición y gimnasios. Numerosos estudios científicos muy rigurosos aseguran que para estar sanos y para prevenir las llamadas enfermedades de la opulencia y la civilización (diabetes, problemas cardiovasculares, obesidad, cáncer, demencia, etcétera) debemos acercarnos lo más que podamos a la alimentación y estilo de vida de nuestros ancestros paleolíticos. Es posible que la dieta más saludable no sea la dieta mediterránea, sino la dieta altamirana", ha sostenido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies