Rebajan la pena a la mujer que estafó a una amiga que la acogió

Acusada de estafar a una amiga
EUROPA PRESS
Actualizado 23/11/2015 11:38:01 CET

SANTANDER, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

La mujer que estafó 14.750 euros a una amiga que la acogió en su casa ha sido condenada a dos años y medio de cárcel, la mitad de la pena que solicitaba la Fiscalía, al aceptar la acusada los hechos y haber conformidad entre las partes en el juicio, celebrado este lunes en la Audiencia de Cantabria.

Además, R.M.Y.M., que en abril de 2007 cobró varios cheques de la cuenta de su amiga y los ingresó en la suya, deberá pagar una multa de 1.440 euros, e indemnizar con 1.750 euros a una entidad bancaria, ya que éste es el importe del único cheque que no fue anulado y, por tanto, la cantidad que reclamaban a la acusada.

El Ministerio Público solicitaba cinco años de prisión, así como el pago una multa de 4.320 euros por el delito de estafa y otros 720 por la falta de hurto. Sin embargo, al aceptar los hechos y haber conformidad entre las partes, R.M.Y.M. ha sido condenada a dos años y seis meses de cárcel y al pago de 1.440 euros por el delito de estafa y falsedad, y a la multa de 180 euros por el delito de hurto.

Se le han aplicado las atenuantes de dilaciones indebidas -el proceso ha estado paralizado durante varios meses, en tres ocasiones- y la de delinquir para sufragar su hábito, ya que en el momento de los hechos la acusada consumía drogas y estupefacientes.

Según el escrito del fiscal, R.M.Y.M. robó a su amiga un talonario asociado a su cuenta bancaria y cobró siete cheques, por un valor total de 14.750 euros, que ella misma había expedido.

En concreto, fueron dos cheques de 1.750 euros; uno de 2.350; otro de 1.900 y otros de 2.600, 2.300 y 2.100 euros, que RM.Y.M firmó como si fuera su amiga y que fue cobrando en distintas entidades bancarias.

Todos los cheques fueron cargados a la titular de la cuenta y posteriormente anulados, a excepción del de 1.750 euros que la entidad bancaria abonó a la perjudicada y por el que reclamaba a RM.Y.M.

Para el fiscal, los hechos son constitutivos de una falta de hurto y de un delito continuado de estafa en concurso medial con otro de falsedad en documento mercantil.

Para la defensa, el relato de la Fiscalía "no responde a lo realmente acontecido" que, a juicio de esta parte, no constituye "infracción penal alguna" y, por ello, solicitaba la libre absolución de la acusada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies