La Generalitat aprueba inicialmente el plan urbanístico de la actividad minera en el Bages

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Normativa

La Generalitat aprueba inicialmente el plan urbanístico de la actividad minera en el Bages

Hangar de potasa de Iberpotash en el Bages
IBERPOTASH
Publicado 26/10/2016 18:39:23CET

Condiciona el futuro de la extracción a la restauración de los depósitos salinos

BARCELONA, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

La comisión territorial de urbanismo de la Catalunya Central ha aprobado inicialmente el plan director urbanístico de la actividad minera en el Bages (Barcelona), que prevé compatibilizar la actividad de Iberpotash con la protección del medio ambiente, ha informado la Generalitat en un comunicado.

Así, reserva suelo para ampliar la actividad de la multinacional, especialmente en lo que respecta al tratamiento para la reutilización de los residuos salinos que provoca la obtención de potasa, y condiciona el futuro de la extracción a la existencia de agua suficiente para restaurar los depósitos salinos de Sallent, Cardona y Súria.

Además, propone soluciones transitorias para evacuar los residuos salinos que todavía no se pueden revalorizar ni verter en el depósito del Cogulló de Sallent a partir del 30 de junio de 2017 --por orden judicial--, aunque la decisión e inversión corresponde a Iberpotash.

El Plan abarca 10 municipios de la comarca: Súria, Sallent, Balsareny y Callús, donde se prevén actuaciones urbanísticas concretas, y Manresa, el Pont de Vilomara, Sant Fruitós de Bages, Talamanca, Sant Joan de Vilatorrada y Santpedor, que podrían acoger infraestructuras de paso y actuaciones de restauración ambiental.

Desde el pasado mes de marzo, cuando se aprobó el avance del Plan, se han recogido las aportaciones de todos los consistorios, y ahora el PDU se someterá a información pública durante 45 días y luego a consulta de los ayuntamientos afectados.

ACTIVIDAD ECONÓMICA POTENTE

El director general de Ordenación del Territorio y Urbanismo, Agustí Serra, ha destacado que Iberpotash "es la actividad económica más potente de la comarca y una de las más relevantes" de Catalunya, con 400 trabajadores directos y unos 4.000 puestos de trabajos más indirectos.

La potasa es un elemento muy utilizado como fertilizante, en suplementos alimenticios para el ganado y en procesos industriales, y para obtenerla se debe separar de la sal y otros minerales que la acompañan.

En el proceso de separación, por cada tonelada de potasa obtenida se generan tres toneladas de sal que se pueden valorizar y comercializar (convertidas en sal vacuum) o bien verter en un depósito.

Iberpotash prevé trasladar la actividad minera de Sallent hacia las instalaciones de Súria, lo que se habrá completado en enero de 2020, y está impulsando la revalorización de los residuos salinos.

PLANTAS DE SAL

La segunda fase de su plan de inversiones, denominado plan Phoenix, contempla la construcción de otra planta de sal vacuum en Súria, que se añadirá a la primera planta que entrará en funcionamiento este otoño.

Con las dos plantas en funcionamiento, se valorizarán 1,5 millones de toneladas anuales de la sal que ahora va a parar al depósito salino del Cogulló, de forma que sólo se generará un tercio del contenido que actualmente va a parar a los depósitos.

La entrada en funcionamiento de las dos plantas de tratamiento de sal también reducirá un 30% el consumo de agua y la generación de salmueras --aguas salinizadas fruto de la dilución de las escombreras salinas--.

El PDU apuesta por emplazar la segunda planta en el sector Pobla Sud de Súria, reservando suelo también allí para una posible tercera planta, e incluso para una cuarta planta en el Callús, con el objetivo de "avanzar hacia la producción cero de residuos", ha explicado Serra.

El PDU contempla medidas de integración paisajística de las plantas de Súria y supedita su desarrollo a que la empresa mejore los accesos al sector e impulse las actuaciones necesarias para transportar el producto valorizado resultante hasta el puerto de Barcelona mayoritariamente en ferrocarril.

Así, será necesaria la construcción de dos rotondas: la de acceso a la primera planta de tratamiento y la de acceso a la Pobla Sur desde la carretera C1410.

Respecto a la evacuación de la sal ya valorizada desde la segunda planta, el PDU ofrece dos posibilidades: alargar en 788 metros la actual cinta transportadora hasta la nueva planta para evacuar el producto en tren desde las vías existentes o bien construir un ramal de ferrocarril de 2.000 metros que llegue hasta la segunda planta; la empresa deberá pronunciarse sobre la alternativa que elija.

El plan director también condiciona la ocupación futura de más suelo para actividades relacionadas con la minería al agotamiento del que ya prevé el PDU.

MEDIDAS TRANSITORIAS

El PDU plantea medidas transitorias mientras Iberpotash concreta qué hacer con los nuevos residuos salinos desde que no pueda verterlos en el Cogulló hasta que traslade la actividad a Súria --dos años y medio entre julio de 2017 y enero de 2020--.

Apunta a transportar la sal en camiones hasta Abrera o Sant Joan Despí (Barcelona) ya que, a partir de estos puntos, el colector de salmueras está renovado y permitiría evacuar la sal diluida hacia el mar, lo cual ambientalmente conllevaría un tráfico adicional de ocho camiones por hora.

Esta solución se podría complementar con la disolución y transporte de la sal por el actual colector de salmueras, con capacidad para evacuar a unas 200.000 toneladas anuales.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies