El karité y la keratina, los tratamientos esenciales para el cuidado capilar durante el verano

Cuidados capilares en verano
INSTAGRAM DOUTZEN KROES (FOTO DE JAN WELTERS)
Actualizado 29/07/2013 18:55:29 CET

MADRID, 29 Jul. (CHANCE) -

En verano, la piel padece los efectos del calor y del sol, pero no es la única. El cabello, especialmente el teñido, sufre por los agentes externos excepcionales como el agua salada del mar, el cloro de las piscinas, los rayos solares o el impacto del viento. Todo ello va pasando factura a la fibra capilar hasta perder su vitalidad natural.

Y si a esto sumamos que el cabello está coloreado, probablemente pierda el brillo e intensidad inicial. Por ello, marcas como Llongueras te proponen productos especiales para proteger y prolongar el color, asegurando la salud y fuerza propia del cabello durante todo el verano.

Gracias a la combinación de Manteca de karité, proteína de arroz, keratina, ácidos grasos esenciales y filtros UVB/A de su formulación, Color Protection de Llongueras protege el cabello de los radicales libres y la exposición solar, a la vez que restaura la estructura de la fibra capilar.

Además, ofrece una gama de productos para cabellos teñidos dependiendo del tipo de pelo. Da igual que sea normal o seco y dañado, la mascarilla Color Protection aporta hidratación y reparación además de aportar la hidratación oportuna.

La aplicación es muy sencilla. Basta con aplicar la mascarilla

mechón a mechón sobre el cabello limpio y húmedo, dejar actuar durante 3 minutos y aclarar con abundante agua. Para un resultado ultra brillante te recomendamos aclarar el pelo con agua fría.

IMPRESCINDIBLE, MIMAR TU PELO A LA VUELTA DE LAS VACACIONES

Pero si a la vuelta de las vacaciones notas que tu pelo esta estropeado, deshidratado, sin brillo, quebradizo, con puntas abiertas y secas, y con un color inadecuado, te proponemos acudir al Spa de Andressa Santana para recuperar el brillo, calidad, estilo y evitar una caída precoz. Una manera ideal para reparar el cabello y prepararlo para el otoño.

El Hair Spa de Andressa Santana es especialista en color, así como en cuidados y tratamientos reparadores del cabello. Un buen corte, color y un tratamiento reparador suelen ser sus básicos para recuperar los estragos del verano y que el cabello vuelva a su estado natural. Pero además, combinan la belleza con un ritual de bienestar que proporciona una verdadera experiencia y relax a los clientes.

Lo primero que hacen es dar la bienvenida al cliente con un té reconfortante, unas toallitas de aromaterapia y un masaje capilar. A continuación, se realiza el diagnóstico. Se analiza la fibra capilar para determinar todo lo que necesita cada persona para restablecer el cabello y que vuelva a su estado más natural.

Después, en la mayoría de los casos es necesario arreglar el color, ya que después del verano es normal que el cabello teñido adquiera matices rojizos, naranjas y amarillos poco naturales y favorecedores.

Sanear las puntas es otro de los pasos más importantes para fortalecer un cabello que se ha vuelto mucho más frágil y quebradizo en verano.

Por último es necesario hacer un buen tratamiento reparador. Para cabellos más castigados recomendamos el tratamiento de keratina, que trata en profundidad la fibra capilar y repara puntas dañadas. Aporta mucho brillo y vuelve a dar vida al cabello. Cuando el cabello está menos afectado, con un baño de keratina es suficiente. En ambos casos, es importante tratar también el cuero cabelludo. Es la base de nuestro cabello y hay que cuidarlo y fortalecerlo para evitar una caída estacional precoz.

Pero los cuidados para hidratar y fortalecer el cabello deben continuar en casa. Por eso es recomendable seguir utilizando líneas reparadoras y con proteínas a la vuelta del verano, así como utilizar tras el lavado una mascarilla o acondicionador y un serum para las puntas.

Y para obtener un resultado excepcional y mantener el cabello sano e hidratado desde casa debes, una vez cada 15 días, mezclar la mascarilla con una ampolla de concentrado de vitaminas y aplicar en todo el cabello, excepto en la raíz. Dejar al menos una hora con un gorro de ducha o papel film para mantener el calor y después aclarar.

Ya no tienes excusa para lucir un pelo perfecto, sano e hidratado después de las vacaciones.