Rastros de contaminación por metalurgia hace 5.600 años en Serbia

Turbera
ROGER GRIFFITH/WIKIMEDIA
Publicado 30/05/2018 17:36:04CET

   MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

   En algún momento hacia el año 3600 antes de Cristo, los pobladores de los Balcanes alcanzaron un hito: su minería y fundición de metales crearon la suficiente contaminación para que podamos detectarla hoy.

   Una nueva investigación liderada por Vasile Ersek, de la Universidad de Northumbria, reveló que este fue el comienzo de la Edad del Bronce en la región y el nacimiento de la metalurgia a gran escala en Europa.

   Para poner en contexto la antigüedad del hallazgo, la primera escritura se estaba desarrollando por entonces en Sumeria, Mesopotamia, mientras que Gran Bretaña todavía estaba en la Edad de Piedra. Las primeras pirámides de Egipto no se levantarían hasta mil años después.

   Ya se sabía sobre estos Balcanes de la Edad del Bronce a partir de registros arqueológicos irregulares de hachas, azuelas y cuentas. Pero ahora se puede aprender más sobre ellos gracias a los rastros de contaminación que dejaron atrás.

   El metal se extrae de su mineral a través de un proceso conocido como fundición. Esto libera partículas microscópicas de plomo a la atmósfera, que luego son transportadas por el viento a grandes distancias hasta que se asientan en el suelo.

   Las turberas son repositorios ideales para estas partículas porque el transporte atmosférico es la vía principal por la cual los contaminantes pueden llegar a estos sitios. A medida que las turberas crecen en pequeños incrementos en capas cada año, pueden darnos una clara historia del entorno en el que crecieron. Cuando se preparan muchos análisis químicos de edades conocidas de las muchas capas del pantano, se puede desarrollar una secuencia de contaminación cambiante.

   En el nuevo estudio publicado en PNAS, se presenta el primer registro de contaminación del sudeste de Europa, reconstruido a partir de las concentraciones cambiantes de plomo en un depósito de turba del oeste de Serbia.

   "Encontramos evidencia de niveles elevados de plomo que datan de 3600BC. Esta es la contaminación de metal ambiental más antigua conocida en la Tierra, y coloca a los Balcanes muy a la vanguardia del período de descubrimiento y desarrollo metalúrgico en la Edad de Bronce más temprana", señalan en un comunicado.

   Anteriormente, la contaminación ambiental europea más antigua que se conoce ocurrió alrededor de 3000 AC en el sur de España. "Nuestros hallazgos lo retrasan más de 500 años. De hecho, le tomaría a Europa occidental otros 1.000 años alcanzar el mismo nivel de desarrollo metalúrgico", señalan.

   La contaminación por plomo en los Balcanes ha continuado casi desde entonces. Esas mismas turberas muestran picos en el nivel de contaminación durante la Edad del Bronce Final y, como era de esperar, durante la época romana. En este momento, los Balcanes eran conocidos en todo el mundo romano como una de las principales fuentes de plata utilizada para las monedas. Como la plata se encuentra regularmente en los minerales junto con el plomo, la fundición de plata libera mucho plomo a la atmósfera.

Contador