Las naves de EEUU a la Estación Espacial servirán como escape urgente

Naves del programa Commercial Crew
NASA
Actualizado 21/04/2017 13:28:16 CET

   MADRID, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Las nuevas naves estadounidenses que vuelen a la Estación Espacial desde 2018, servirán también de refugio temporal a la tripulación en caso de emergencia, e incluso para un retorno urgente a la Tierra.

   Los escenarios que requerirían que la nave espacial funcione como botes salvavidas espaciales no han ocurrido en la Estación Espacial Internacional antes, pero los planificadores de la misión se han asegurado de que estén preparadas. Un problema eléctrico o una fuga de amoníaco en la estación espacial podría requerir que los astronautas se refugiaran dentro de una nave espacial del programa Commercial Crew el tiempo suficiente para corregir el problema.

   Una emergencia médica que requiera cirugía en un astronauta sería un caso que exigiría la evacuación inmediata desde la órbita hacia la Tierra, algo que la nave espacial que apoyará las misiones de la NASA estaría equipada para manejar. La nave espacial Soyuz maneja las necesidades de capacidad de botes salvavidas para las actuales tripulaciones de la estación.

   La necesidad de una salida rápida es más que un lujo para la estación espacial. Cada persona en el complejo en órbita tiene un asiento de emergencia específico asignado a lo largo de su misión que tienen que ocupar si surge la necesidad. Debido a que hay límites sobre cuántos asientos están disponibles a la vez, también hay un límite sobre cuántos residentes pueden vivir y trabajar allí.

   ¿Qué significa que una nave espacial sea capaz de servir como bote salvavidas? Al igual que con todas las necesidades de la nueva nave espacial, la NASA esbozó una lista de requisitos para que los diseñadores cumplan. En su mayor parte, significa que la nave espacial puede encenderse rápidamente mientras está acoplada a la estación, incluso si ha estado inactiva durante semanas o un par de meses. Desde los ventiladores de circulación de aire hasta los sistemas de soporte de vida y los propulsores, los sistemas de la nave espacial estarán diseñados para ser conectados en minutos.

   "Algunos sistemas tardarán más tiempo, pero la idea es tener una nave espacial a la que los astronautas pueden entrar rápidamente para la supervivencia y luego utilizarla para alejarse de la estación y volver a casa si es necesario", dijo en un comunicado Kathy Lueders, gerente de la NASA para el programa Commercial Crew.

   Boeing y SpaceX, cada uno de ellos trabajando en su propia nave espacial tripulable - el CST-100 Starliner y Crew Dragon, respectivamente - están probando sus sistemas a fondo en la Tierra antes de someterse a evaluación en órbita sin una tripulación a bordo y luego en una misión corta con astronautas. Sus actuaciones en el espacio - sin una emergencia real - se deben considerar cuidadosamente antes de que la NASA certifique a las compañías para volar misiones operacionales, que podrían ver una nave espacial atracada a la estación durante meses a la vez.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies