Decenas de personas se manifiestan en València para pedir la "libertad de los presos políticos"

Manifestación en València por la "libertad de los presos políticos"
EUROPA PRESS
Publicado 26/03/2018 20:53:04CET

VALÈNCIA, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

Decenas de personas se han manifestado este lunes en València frente a la Delegación de Gobierno para pedir la "libertad de los presos políticos", tras la decisión de ingreso en prisión para Jordi Turull, Carme Forcadell, Raül Romeva, Josep Rull y Dolors Bassa.

En la concentración, a la que han acudido "a título personal" políticos de Compromís como el diputado en Les Corts Josep Nadal, han estado presentes los lazos amarillos y distintas pancartas "en defensa de la democracia" y en "solidaridad con Cataluña".

Con cánticos como 'Llibertat presos polítics', 'Els carrers seràn sempre nostres', 'Sense llibertat no hi ha democràcia' o 'Catalunya, no esteu sols' se ha desarrollado una manifestación sin incidentes, en la que la canción 'L'estaca', de Lluís Llach ha sido coreada en repetidas ocasiones.

El coordinador de la Plataforma pel Dret a Decidir del País Valencià, Antoni Infante, ha manifestado que la concentración era para "defender la libertad y la democracia". "Defendemos que los problemas políticos solo pueden tener solución a nivel político, y la más amplia libertad de expresión, en contra de todo tipo de represión", ha indicado.

Infante ha lanzado dos mensajes, uno al Gobierno español, ya que considera que "no puede escudarse ni esconderse detrás de las togas del juzgado"; y otro al pueblo catalán: "No están solos. Vamos a continuar luchando por la libertad y la democracia, por que las personas puedan expresarse libremente y podamos determinar mediante la votación y el ejercicio pacífico de la democracia cómo queremos autogestionarnos y como vivir y convivir".

Nadal, por su parte, ha acudido a la concentración para "pedir una salida democrática, pacífica y pactada al conflicto", ya que tiene "miedo" porque la democracia "está en peligro". "Hay que dar la cara, porque sino es como decía aquel dicho alemán 'Al final vendrán a por nosotros y ya no quedará nadie'", ha señalado.

"REPRESIÓN COMO ÚNICA REACCIÓN"

Por su parte, Acció Cultural del País Valencià (ACPV) considera "extremadamente grave" la "acentuación de la represión" como "única reacción" del Estado español ante las últimos acontecimientos políticos en Cataluña y ha sostenido que encarcelar cargos electos "por haber organizado una votación o porque la mayoría parlamentaria que expresa la soberanía popular decida investir un diputado u otro como presidente, y amenazar con posibles penas de hasta 30 años de prisión, es simplemente desproporcionado y, por lo tanto, injusto".

"Denunciar esta gravísima regresión autoritaria no implica en absoluto compartir el proyecto independentista", señala en un comunicado en el que anima a participar en las concentraciones, y en el añade que es necesario situarse "muy a la derecha, y en un posicionamiento muy autoritario, para no compartir esta preocupación y esta denuncia".

Por eso, ACPV cree que se debe "revertir con urgencia esta regresión, que acabará por afectar no sólo los independentistas, sino a todos los demócratas del Estado: si se puede encarcelar cargos electos, o impedir que un Parlamento invista un diputado con sus derechos políticos intactos --y todo esto para organizar una votación--, se abre una puerta que no sabemos dónde nos puede conducir".

En esta línea, apunta que "por razones elementales de democracia y de justicia, hay que pedir la liberación de los nuevos cargos electos catalanes encarcelados, y que se permita el libre regreso de los que está en el exilio" y reclamar la "apertura de un diálogo abierto entre el Gobierno español y las instituciones catalanas".

"Queríamos dar constancia de una petición. Estamos expresando un sentimiento de cada vez más sectores sociales, que están denunciando una regresión autoritaria que nos preocupa, porque cuando abres esa puerta la estás abriendo para muchas cosas", ha explicado el gerente de ACPV, Toni Gisbert.

Asimismo, Gisbert ha anunciado que, de continuar esta "regresión autoritaria" por parte del Gobierno español, APCV continuará haciendo "gestiones políticas" y organizando "movilizaciones sociales".