El proceso "infernal" de la violencia machista llega al cine con la adaptación de la obra teatral 'Llueven Vacas'

Película Llueven Vacas
PRODUCCIONESOFF
Publicado 04/12/2017 16:21:57CET

   MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La obra teatral 'Llueven vacas' llega a la gran pantalla y, dirigida por Fran Arráez y protagonizada por Maribel Verdú, Víctor Clavijo, Laia Marull o Eduardo Noriega, entre otros, relata el proceso "infernal" que sufre la víctima en una relación de maltrato, y habla de lo que sucede antes de que llegue la violencia física.

   "Cuando llega el primer golpe, la mujer ya está anulada y no tiene salida. Está o aterrorizada o sin conciencia de su propia capacidad de defenderse, y con una idea de la posesión, de los celos y del amor romántico que la hacen quedarse ahí", ha explicado en director en una entrevista con Europa Press.

   De este modo, la cinta relata la historia de Fernando y Margarita, una pareja que vive en un hogar en el que él manda y ella obedece. De estos roles establecidos nace un juego perverso en el que Fernando es libre de proponer y modificar la realidad a sabiendas de que su esposa acatará sus decisiones incondicionalmente. Así, Margarita y Fernando llevarán este "juego perverso" hasta sus últimas consecuencias.

   En este sentido, el filme comienza con Fernando imponiendo la idea de que "llueven vacas", y Margarita asumiendo esa premisa como si fuera parte de la realidad. "Cuando leí la pieza de teatro de Carlos Be, me provoco un impacto que dolía. Por absurdo que parezca este planteamiento de "mira, llueven vacas", en realidad las cosas terribles suceden de esta manera, permitiendo que pequeñas cosas tontas se establezcan como verdad", ha expresado.

   Para Arráez era muy necesario concienciar y hacer hincapié en la idea de que hay un proceso previo psicológico por parte del maltratador para aislar a su pareja. En este contexto, ha lamentado que muchas veces se cuestiona a la víctima con preguntas como "¿Por qué sigues ahí?", cuando en realidad, el problema reside en que la voluntad de la víctima "no existe", y por ello "no tiene capacidad de salir".

INVOLUCIÓN SOCIAL

   "Hay una involución social y no sé cual es el motivo. Es aterrador que con toda la información que tenemos ahora, estos comportamientos que hace unos años decíamos que eran cosas de nuestros abuelos, ahora los veamos en niños de 20 años. Es algo que no entiendo y que me da pánico", ha expresado.

   "Me da literalmente miedo lo que está sucediendo. No puede ser que ahora una mujer tenga que plantearse lo que ponerse para salir y a que hora va a volver a casa. ¿Como puede ser que estemos en ese punto?. ¿Qué estamos haciendo mal?", ha expresado.

   A su juicio, la sociedad "ha mamado desde niños" con los cuentos y las películas de Disney la idea de que la mujer tiene que estar "guapa, esperando a su príncipe haciendo las labores del hogar para más tarde entregarse a él", algo que según lamenta "hace mucho daño".

   Asimismo, ha denunciado que no "sólo se está haciendo algo mal a nivel social" sino que se "está demostrando" que las leyes "no son suficientes", puesto que en "la mayoría" de los asesinatos por violencia de género el maltratador había sido denunciado previamente.

   En esta adaptación, la pareja protagonista es interpretada por ocho actores diferentes con el fin de "anular" la idea de relacionar la violencia de género con un determinado grupo, una edad o un estatus social. Así, cada una de las parejas tiene una actitud diferente.

   De este modo, ha explicado que para el trabajo previo al rodaje realizaron un ejercicio en el que Arráez les hacía las mismas preguntas a cada uno. A cada "Margarita" le preguntaba si de verdad llovían vacas y que por qué le "seguía el rollo a Fernando". El resultado fue que cada una recreaba diferentes comportamientos.

   "Maribel Verdú me dijo que no llovían vacas, pero que le seguía el rollo a su marido por miedo a que le pudiera dañar. Sin embargo, Laia Marull contestó que si que veía vacas por qué si estás enamorado de verdad, puede que las veas, recalcando el peligro del amor romántico", ha explicado para detallar que fue así como consiguieron recrear diferentes actitudes ante "el mismo juego macabro".

   Por su parte, Eduardo Noriega ha señalado que él quiso formar parte del proyecto puesto que es "muy necesario" que "todo el mundo reflexione" sobre "un machismo que se hereda de generación en generación y que está dentro de todos". "Ojalá esta película tuviera un circuito por los institutos de España y los chavales la comentasen luego con los profesores", ha explicado.

   En esta línea, Víctor Clavijo ha añadido que, a su juicio, "el arte no deja de ser un espejo de la sociedad", y que por ello "todo lo que sea poner el foco en la reivindicación de los derechos de la mujer "es muy importante". "Esta película es una es una manera de poner el foco en algo que desgraciadamente está muy arraigado", ha lamentado.

ABUSOS SEXUALES EN EL CINE

   Por todo esto, para Marull "ser feminista es la única opción". En este contexto, ha mencionado la idea de que "culpar a la víctima cuando sufre algún abuso o violación" es parte "del machismo que impera". "Me parece fantástico que todas estas mujeres hayan tenido el valor para hablar, aunque luego vayan a ser criticadas hasta la saciedad", ha expresado.

   "Toda mi vida he estado rodeada de situaciones tensas y desagradables, aunque no me ha ocurrido nada como para denunciar", ha asegurado. Para ella, que se hayan destapado estos casos es positivo para que, de alguna manera, "explote todo" y "se puedan cambiar las cosas".

   "La gente dice: parece que ahora está de moda decir que te violaron. No jodas, esto no es así. La sociedad por desgracia culpabiliza a la víctima. Y más en el mundo del cine. Se les acusa de haber estado calladas durante 20 años. ¿Cómo vas a contar que has sido acosada por alguien muy conocido y famoso? Nadie te va a creer. Es muy complicado", ha lamentado.

Sensacine
Estrenos de cartelera
Dos Colegas Al Rescate
Dos Colegas Al Rescate