Ibon Navarro: "Dejar escapar victorias en casa nos puede pesar"

Ibon Navarro.
ACB PHOTO
Publicado 28/01/2015 14:36:50CET

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

El entrenador del Laboral Kutxa Baskonia, Ibon Navarro, ha asegurado que "dejar escapar victorias" en partidos como local, como el que les enfrentará este jueves al EA7 Emporio Armani Milan, "puede pesar" a la hora de afrontar la clasificación a los cuartos de final de Euroliga, ya que aún tienen que recibir a CSKA y Olympiacos, por lo que "el siguiente paso es fuera de casa".

"Dejar escapar victorias ahora en casa nos puede pesar. Podemos ir a otros sitios y ganar, pero esto es el 'Top 16'. Queremos tener posibilidades hasta el final y todos conocemos el nivel del equipo en casa, que es bueno. El siguiente paso es fuera de casa", afirmó Ibon Navarro en la rueda de prensa previa al partido ante los italianos.

En ese sentido, también resaltó que "todos los partidos son importantes porque la segunda vuelta vienen equipos como CSKA u Olympiacos" al Buesa Arena, e hizo la predicción de que "el grupo puede estar igualado" por el alto nivel de los rivales en este 'Top 16' de la Euroliga.

"Muchos no contabais con Niznhy y ha demostrado que van a competir hasta el final. Efes tiene luces y sombras, porque han metido a un jugador importante en algo que ya funcionaba, irán a mejor, Fenerbahce y Milan también tienen esas luces y sombras", analizó sobre sus rivales directos.

En cuanto al partido ante el Emporio Armani, Navarro señaló como clave "responder al nivel físico que tiene el Milán, sobre todo en la línea exterior" debido a la altura de sus jugadores, algo a lo que no están "acostumbrados", y que puede "generar ventajas en el poste bajo" para los italianos.

"El 1-3 del Milán es un poco engañoso. Hicieron 26 minutos en Atenas a muy buen nivel, y un buen partido contra Fenerbahce. Es un equipo que tal vez en ataque no juegue como el año pasado, pero atrás se hacen grandes e intensos. Se hace complicado jugar contra ellos", añadió sobre su próximo rival.

Además, aseguró que a los vitorianos les gustaría "que fuese un partido abierto en lo que se refiere al ritmo" de juego, algo que sería más conveniente para los intereses del Laboral Kutxa, ante un equipo "que no tiene grandísimos jugadores de 'pick and roll', pero genera las ventajas con pases y uno contra uno".

"Nuestra mejora está en la asimilación de conceptos y en ser conscientes de que somos un equipo que nos tenemos que hacer grandes. También en el esfuerzo en el uno contra uno y algunas mejoras en el balance defensiva. Hay margen de mejora todavía", valoró sobre los suyos, que han mostrado una mejor versión en los últimos encuentros.