Sergio García: "No te puedes rendir nunca"

Sergio García
REUTERS
Actualizado 27/07/2016 23:37:46 CET

MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El tenista español Sergio García explicó este miércoles la filosofía con la que afronta cada intento de hacerse con su primer 'grande', sin desesperar y sin darse por vencido, buscando y esperando su oportunidad, la cual puede volver a darse esta semana en el Campeonato de la PGA, como hace 17 años contra Tiger Woods.

"Estaría encantado de que hubiese un quinto. Es bonito ver ganadores nuevos en el 'Grand Slam', pero cada semana es un mundo", apuntó el castellonense en la rueda de prensa previa al último 'major' de la temporada, donde se refirió a los primeros triunfos de Jason Day, Danny Willett, Dustin Johnson y Henrik Stenson.

Sergio, actual número 10 del mundo, dio a conocer su hambre de 'grande' cuando coqueteó con la victoria ante el 'Tigre' en el PGA disputado en Medinah en 1999. Durante estos años hasta ahora, el de Borriol ha sido cuatro veces segundo y un total de 22 en el 'Top 10' de los cuatro 'majors'.

Este año, en el US Open y el Abierto Británico, el 'Niño' estuvo en la pelea. "Jugué bastante bien en el US Open y también en el 'British'. Fue algo positivo porque demuestra que no tengo que estar especialmente en forma para tener opciones de ganar", apuntó Sergio con 29 títulos en su palmarés.

"Mi objetivo es jugar bien, darme otra oportunidad de ganar un torneo, un 'grande' en este caso, y ver si puedo conseguirlo. Si te mantienes en forma puedes seguir teniendo tu opción. Ese es mi objetivo, seguir en la pelea dándome la ocasión", añadió un Sergio que desveló su conversación con Stenson.

A sus 40 años, el sueco se estrenó en el 'Grand Slam', con una Jarra de Clarete en la que brilló hasta la victoria contra un tremendo Phil Mickelson, en primera línea de batalla con 46 años. "Stenson se había dado también muchas opciones de ganar un 'grande' y al final llegó ese día", afirmó.

"Me dijo, 'yo tengo 40 años, tu 36, con lo que tienes por delante 16 oportunidades para lograrlo antes que yo. Mira a Phil, con 46 años casi me gana'", apuntó sobre su charla con el sueco. "Eso me enseña que no te puedes rendir nunca, quiero tener muchas opciones aún y aprovechar todas las posibles", añadió.

"Quizá hace 5 o 10 años podía desesperar, ya no. Entiendo lo difícil que es ganar cada semana. Hoy en día hay un nivel muy alto de golfistas que van surgiendo. Es bueno para este deporte. Esperemos que llegue, pero si no, no va a cambiar mi vida. No me encerraré en una cueva hasta que muera por no ganar un 'major'. Estaría bien ganar al menos uno pero no es el fin del mundo", finalizó.