Iberdrola lanza una web específica dirigida a sus clientes regulados

Contador
Publicado 07/01/2018 12:17:34CET

MADRID, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

Iberdrola ha lanzado una web específica para sus clientes regulados, los acogidos al conocido como PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor) y entre los que figuran los beneficiarios del bono social, con el fin de reforzar la diferenciación y la separación entre las dos comercializadoras de energía del grupo en España.

Así, la energética, la primera de las grandes eléctricas en lanzar una iniciativa de este tipo, contará con un portal para Iberdrola Comercializador de Referencia (www.iberdrolacur.es), que es totalmente independiente del de Iberdrola Clientes, que es la comercializadora que atiende a los clientes que están en el mercado libre.

El lanzamiento de la web responde a una iniciativa propia, como autorregulación, con el fin de que el consumidor sepa en todo momento con qué compañía se está relacionando, indicaron a Europa Press en fuentes de la energética.

De esta manera, la web para los clientes regulados cuenta con un diseño diferente a la de Iberdrola Clientes, diferenciando así que se trata de una comercializadora distinta.

Además, incluye información de utilidad respecto al PVPC, a cómo entender la factura de la luz o el bono social para consumidores vulnerables y cómo solicitarlo.

Esta medida se suma a las otras ya puestas en marcha por la energética para facilitar la diferenciación entre sus comercilaizadoras, como los números de teléfono de atención y las direcciones de correo diferenciados o las facturas de suministro con diferente diseño.

CAMPAÑA INFORMATIVA SOBRE EL NUEVO BONO SOCIAL ELÉCTRICO.

En esta línea, la compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán lanzó también una campaña informativa sobre el nuevo bono social eléctrico, aprobado por el Gobierno el pasado mes de octubre, mediante la remisión de información de la normativa a más de 1.500 responsables de consumo y de servicios sociales de organismos públicos, asociaciones de consumidores y entidades sociales.

Además, la compañía, que también procedió al envío de más de un millón de cartas explicativas a los clientes y preparó sus canales para la gestión de las solicitudes del nuevo bono social, puso en marcha un plan de visitas en persona para explicar el bono social a los responsables de servicios sociales de las comunidades autónomas y municipios de más de 100.000 habitantes de zonas donde tiene una importante presencia.

Iberdrola cuenta con unos 862.700 clientes acogidos al bono social, reformado por el Gobierno después de que el anterior fuera 'tumbado' por el Tribunal Supremo al declarar inaplicable su régimen de financiación por considerarlo incompatible con la normativa comunitaria.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies