El Gobierno precipita una reunión para tratar la nómina de los funcionarios tras la confusión con la paga extra

Sidicatos rajoy
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 25/06/2015 15:01:06 CET

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

La Dirección General de la Función Pública ha convocado a los sindicatos representativos de los empleados públicos a una reunión el próximo 2 de julio para abordar la compensación en sus condiciones laborales de los recortes sufridos durante la crisis.

Fuentes del Ministerio de Hacienda han indicado a Europa Press que la reunión del próximo 2 de julio se centrará en horarios y jornadas y forma parte de un calendario ya previsto de reuniones técnicas preparatorias de la convocatoria de la Mesa de Negociación en el ámbito de la Administración General del Estado (AGE), del próximo 16 de julio.

El resto del calendario se completa con una reunión el 6 de julio sobre temporalidad y empleo; el 7 de julio sobre el segundo plan de igualdad; el 8 de julio sobre el concurso de traslados para el personal de 2015 y el 13 sobre riesgos laborales y acoso laboral.

Sin embargo, desde CSI-F indican que la convocatoria se ha formulado esta mañana y que esta reunión se ha precipitado después de las quejas recibidas en el Ministerio de Hacienda ante la confusión generada en torno a la supuesta devolución del 75% de la paga 'extra' de los funcionarios suprimida en 2012. Además, insisten en que esta convocatoria muestra la "voluntad del Gobierno de llegar a un acuerdo el próximo 16 de julio".

CSI-F dice que el Gobierno "ha movido ficha", pero advierte de que "toma la palabra" al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, quien se comprometió este miércoles a ir devolviendo la paga 'extra' suprimida y mejorando en general las condiciones laborales de los funcionarios en la medida en que hubiera margen presupuestario.

Al mismo tiempo, el sindicato se mantiene en su posición de demandar "hechos concretos, con luz y taquígrafo", en lugar de "falsas esperanzas" después de que en las últimas horas se informara que el Gobierno ya había decidido devolver el 75% de la paga 'extra' pendiente y que posteriormente este extremo fuera desmentido por el Ejecutivo.