El Banco de España avisa de nuevas caídas puntuales del IPC, aunque ve "remoto" el riesgo de deflación

Banco de España
EUROPA PRESS
Publicado 24/04/2014 11:34:17CET

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Banco de España ha reconocido que el IPC registrará "tasas muy reducidas" e incluso nuevas caídas "puntuales" a lo largo del año, aunque ve "remota" la posibilidad de que se registren caídas generalizadas y persistentes de precios (deflación).

En su último boletín económico, el Banco de España explica, de hecho, que las tendencias que ya se observan de recuperación del gasto de los hogares y de menores caídas del coste del factor trabajo apuntan a una trayectoria ligeramente creciente de la inflación en el transcurso de 2014.

Según el banco emisor, la inflación se ha moderado sustancialmente en el periodo más reciente, si bien la variación del IPC es considerablemente mayor que la registrada en la parte central de 2009.

La trayectoria, según el supervisor, se explica por la desaparición de los efectos transitorios que habían impulsado la inflación al alza en el pasado y también por elementos de naturaleza más permanente, especialmente los ligados a la evolución de los precios de los servicios.

Entre los elementos transitorios, el Banco de España señala el efecto que tuvieron en los precios medidas pasadas de consolidación fiscal --como la subida del IVA o de los precios regulados--, la debilidad de la demanda interna o la desalaceración de los costes laborales.

Con carácter más permanente, la moderación de los precios en los últimos meses se debe también al cambio en la dinámica de los precios de los servicios, que se viene observando desde el año 2009 por la contracción del gasto de los hogares y la disminución de los costes laborales.

El cambio en la dinámica de los precios de los servicios tiene un carácter muy generalizado y se aprecia igualmente si se realiza la comparación con la UEM, ya que el desplazamiento de la distribución de precios de las diferentes partidas hacia menores crecimientos se habría registrado igualmente en el conjunto de la zona euro, aunque con menor intensidad.

En este contexto, el Banco de España asegura que los precios en España registrarán tasas de variación muy reducidas a lo largo del año, con tasas incluso puntualmente negativas, como ya ocurrió en el mes de marzo, cuando la inflación cayó una décima.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies