El IEB mantiene su previsión de crecimiento para España en el 2,8% y estima una tasa de paro del 15,3%

Monedas, euros, billetes, dinero
Europa Press - Archivo
Publicado 22/04/2018 10:29:34CET

MADRID, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Instituto de Estudios Bursátiles (IEB) mantiene su perspectiva de crecimiento para España en el 2,8% en 2018, una décima más que la previsión oficial del Gobierno, y prevé que la tasa de paro media anual baje al 15,3%.

El análisis macroeconómico, realizado por el director del MBA con especialización en Finanzas del IEB, Aurelio García del Barrio, estima que la aportación de la demanda nacional al crecimiento de este año será de 2,4 puntos porcentuales, con un crecimiento de la inversión.

Respecto al sector exterior, calcula que su aportación alcanzará los 0,4 puntos porcentuales, mientras que la tasa de paro media anual será de un 15,3%, con crecimiento de la productividad de un 0,3% este año.

Asimismo, destaca que el ciclo global va a continuar expandiéndose a "buen ritmo", pero sin acelerarse más, de forma que el crecimiento económico mundial se acercará al 4% tanto este año como el que viene y todos los grandes países mantendrían su expansión.

En la zona euro, subraya que el ciclo expansivo se fortalece, pero la capacidad "ociosa" frena la recuperación de precios, mientras que los tipos permanecerán bajos tras el fin del programa de estímulos en 2018.

Según el IEB, se eliminará el programa de estímulos este año si bien los tipos no empezarán a subir hasta la segunda mitad de 2019, empezando por el tipo de depósito.

Además, resalta que la inversión se apoya en unas condiciones financieras favorables y en la mejora de la rentabilidad de las empresas, y apunta que la fortaleza del euro, que podría mermar la competitividad de las exportaciones y terminar restando impulso y vigor al crecimiento, puede suponer un riesgo.

En cuanto al 'Brexit', apunta que el acuerdo preliminar alcanzado con la UE para mantener el marco jurídico actual hasta diciembre 2020 representa un "balón de oxígeno" para la cotización de la libra y la economía británica.

"Una subida brusca en los tipos de interés sería perjudicial para la economía británica y la demanda interna en particular con un impacto limitado sobre la inflación cuyo aumento se explica por la debilidad de la libra que encarece las importaciones y los precios de producción", advierte.

EL IMPACTO DEL PROTECCIONISMO SE IRÁ "DILUYENDO"

Respecto a Estados Unidos, señala que el proteccionismo americano "se materializa concentrándose en China", si bien considera que irá "diluyéndose" y su alcance será "limitado". Eso sí, avisa de que la incertidumbre sobre posibles represalias "no se va a disipar inmediatamente".

A su juicio, la exclusión de Corea por parte del gobierno americano en la aplicación de los aranceles de represalia sobre las importaciones de acero (25%) y aluminio (10%), a cambio de imponer cuotas de importación y de revisar el actual acuerdo de comercio bilateral, es un movimiento que "sirve de ejemplo para reforzar la opinión de que la Administración Trump emplea la amenaza de imponer nuevos aranceles como herramienta para negociar mejores condiciones con las economías con las que Estados Unidos mantiene un mayor déficit comercial".

Por ello, el IEB cree que no llevará adelante una guerra comercial, ni un proteccionismo a gran escala, pero sí medidas puntuales de corte proteccionista con el objetivo de reducir su déficit comercial.

En todo caso, advierte de que esta "peligrosa" estrategia de negociación puede tener dos tipos de consecuencias: subir la inflación en Estados Unidos, lo cual podría inquietar a la Fed, y la vuelta al "nerviosismo" del mercado por si sube tipos más rápidamente, pero no con el objetivo de enfriar la economía y normalizar los niveles de tipos, sino para frenar la inflación, que es probablemente la peor causa por la que subir tipos.