Rajoy garantiza que el déficit público estará por debajo del 3% en 2016

Actualizado 06/10/2015 15:13:29 CET

MADRID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha garantizado este martes que el déficit público se situará por debajo del 3% en 2016 (la previsión es el 2,8%), por lo que España saldrá del procedimiento de déficit excesivo y registrará, por primera vez desde el inicio de la crisis, un superávit primario.

Rajoy, que ha participado en el 'Foro ABC', ha indicado que España "está en condiciones" de mantener un crecimiento superior al 3% hasta 2018 "si se mantiene el rumbo", lo que permitirá reducir el endeudamiento público y cumplir con los objetivos de déficit, a pesar de que la Comisión Europea ha cuestionado que el próximo año se pueda cumplir con el objetivo del 2,8%.

En este contexto, el jefe del Ejecutivo ha destacado que España ha recuperado la confianza perdida, como demostró el pasado viernes la agencia Standard & Poor's, que ha mejorado la calificación de España, algo que calificó de "buena noticia" porque reconoce el "cambio estructural" de la economía en esta legislatura.

"Dibuja un escenario, un horizonte para España absolutamente inimaginable hace algunos meses porque plantea que España puede crecer a un ritmo del 4% nominal en los próximos años", subrayó Rajoy, que añadió que "quién en su sano juicio podría pensar hace tres años en este ritmo de crecimiento. "¿Alguno de nosotros se hubiera atrevido a pronosticar que nuestro país podría crear la mitad de los empleos que crean hou en toda Europa?", se preguntó.

Según recordó, "no hace tanto tiempo" España era "el enfermo de Europa" y las páginas de los periódicos "más parecían crónicas de sucesos" y, todo ello, no era producto de la mala suerte, sino de los "problemas económicos, la frivolidad, el desorden, la autocomplacencia y la pereza para hacer reformas".

Ante esta situación, añadió Rajoy, algunos apuntaban a que sólo había dos soluciones, salir del euro o pedir el rescate, pero el Gobierno escogió el "camino del esfuerzo, de la responsaiblidad, de la eficiencia y de las reformas". "A pesar de que nos acusan de inmovilistas, este Gobierno ha realizado la mayor agenda reformista de España", reiteró.

Rajoy resaltó que, gracias a ello, España no sólo ha sorteado la crisis, sino que ha sido capaz de hacerlo ganando competitividad, sin devaluar la moneda, sin deteriorar el sector exterior y con los precios por debajo de la media de la zona euro.

CICLO DE CRECIMIENTO LARGO.

"Este es el camino que se ha hecho en España y lo que nos da confianza en que el ciclo será largo si no volvemos a las andadas porque los desequilibrios anteriores ya no están presentes", subrayó Rajoy, tras enfatizar que España podrá crecer "si se hacen las cosas bien y se impone el sentido común".

Por último, indicó que seguir creando empleo es el principal reto de la próxima legislatura y añadió que a ello dedicará todo su empeño. Así, apuntó que en los próximos cuatro años pueden alcanzarse los 20 millones de empleos, después de que en 2014 se hayan creado más de 400.000 empleos y en 2015 se vayan a crear más de 500.000.

"Para un político no existe mayor satisfacción personal que haber recibido un país deprimido y al borde de la quiera y presentar al final de la legislatura un país en crecimiento y abierto a una larga etapa de prosperidad. Esto es lo que da sentido a una vocación política", indicó Rajoy, tras afirmar que no es sólo mérito personal o de un partido, sino que se trata de un mérito colectivo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies