UGT considera que los PGE de 2018 para consumo son "muy insuficientes" y no acordes con la evolución del PIB

Publicado 18/05/2018 12:01:11CET

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El sindicato Unión General de Trabajadores (UGT) considera que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018 son "muy insuficientes" y no están acorde con la evolución del Producto Interior Bruto (PIB) español.

El sindicato señala que, en términos comparativos entre 2017 y 2018, el Presupuesto sufre un descenso de casi un 17%, que achacan a la consecuencia de que en este ejercicio "no se consigna la transferencia relativa a la obligación contraída por parte del ICO para atender los gastos derivados de la cesión de fondos de la línea de mediación de anticipos a cuenta a los afectados por el caso de Forum y Afinsa (3,7 millones de euros).

Por otro lado, UGT destaca la subida del 1,55% del Capítulo I (Gastos de Personal), "porcentaje insuficiente" que, según la organización sindical, no contempla la previsión de los acuerdos alcanzados entre el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas con los agentes sociales en materia retributiva para su personal.

Por ello, apunta a que España está ante un presupuesto, el destinado a consumo, muy insuficiente y que apenas sufre variaciones sustanciales, lo cual "nos da la imagen de la escasa importancia que para este Gobierno tiene la materia".

En este sentido, desde la organización sindical comentan que sería deseable que ayuntamientos, comunidades autónomas y asociaciones de consumidores y usuarios, estuviesen dotados de un presupuesto "más generoso, acorde con la evolución del PIB".

Así, desde UGT entienden que el consumo debe adquirir mayor relevancia, con políticas singularizadas, transversales y con poder ejecutivo, "máxime si se tiene en cuenta el volumen de
reclamaciones en esta materia y los sectores afectados".

Igualmente, "se hace necesario una rápida adaptación de nuestra normativa nacional al derecho de la Unión Europea para, con ello, conseguir que nuestros consumidores y usuarios se equiparen en derechos al resto de ciudadanos comunitarios", concluye el sindicato.