Legálitas recibe más de un millar de consultas durante los 10 primeros días de la Ley Antitabaco

Actualizado 14/01/2011 20:07:26 CET

MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

Legálitas ha recibido más de un millar de consultas sobre la aplicación de la Ley Antitabaco desde el pasado día 3 de enero, principalmente por dueños de bares, cafeterías y restaurantes preocupados por el descenso de clientela en sus negocios, según informa la empresa en un comunicado.

La mayoría de las consultas versan sobre sanciones, seguidas muy de cerca de las preguntas relacionadas con las condiciones de instalación de terrazas en las que los clientes pueden fumar sin temor a sanciones administrativas.

Incluso, un porcentaje significativo de estas consultas piden precisiones sobre si se pueden instalar ceniceros en la calle, a la puerta del establecimiento hostelero, para que los clientes que salen a fumar depositen las colillas.

Los profesionales del sector también consultan sobre las consecuencias económicas que acarrea declararse insumisos, y las sanciones previstas por la nueva Ley en según qué supuestos.

Por su parte, aunque la inmensa mayoría de clientes de Legálitas se identifican como dueños de bares, restaurantes o cafeterías, también se producen consultas de particulares fumadores para conocer en qué lugares se puede fumar sin temor a ser sancionados.

Según las previsiones de Legálitas, la nueva ley provocará la instalación "masiva" de terrazas para fumadores en toda España, según se deduce del aluvión de consultas recibidas, en las que se solicita asesoramiento jurídico para ocupar las vías públicas con este tipo de instalaciones.

Los clientes de Legálitas que se manifiestan más en desacuerdo con la nueva ley son aquellos que crearon espacios cerrados para fumadores -en cumplimiento de la Ley del 2005-, y que hoy no han llegado a amortizar las obras realizadas para separar a fumadores y no fumadores.

A la luz de esta situación, los servicios jurídicos de Legálitas están estudiando distintas soluciones anticipándose al desarrollo normativo pendiente de las comunidades autónomas que podrá llenar algunas lagunas de interpretación de la presente ley o matizar algunos de sus extremos.

Precisamente, una solución jurídica aplicable es la creación de 'clubes de fumadores' sin ánimo de lucro, contiguos a los establecimientos hosteleros en que está prohibido fumar, con acceso directo a la calle y sin ninguna comunicación con el bar.

Esta fórmula obliga a los establecimientos a cumplir una serie de requisitos, por ejemplo dotarse de personalidades jurídicas distintas, independencia física total y expedición de un carnet de miembro del 'club de fumadores' mediante el abono de una cuota de cinco céntimos.

De este modo, los fumadores podrán pedir su consumición en el bar, salir a la calle y entrar en el 'club de fumadores' para allí tomar su consumición y consumir tabaco.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies