¿Qué medidas proponen los jóvenes para mejorar su salida del sistema de protección?

Jovenes participantes en el programa 'preparados paea emanciparse'
ALDEAS INTANTILES SOS
Publicado 22/02/2018 18:51:54CET

   Ampliar la edad legal a la que un joven abandona el acogimiento o extender el periodo de apoyo tras la emancipación, algunas propuestas

   MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Aldeas Infantiles SOS ha llevado a cabo una iniciativa, en el marco de su programa 'Preparados para emanciparse', mediante la cual los jóvenes emancipados procedentes de su sistema de protección han propuesto diez medidas para garantizar su independencia en un futuro, según ha informado la ONG.

   De este modo, la acción llevada a cabo consistía en la realización de un estudio piloto que incluye 68 entrevistas en las que entrevistadores y entrevistados son los jóvenes emancipados procedentes del citado sistema de protección. Según informa, los resultados del estudio evidencian la necesidad de mejorar los aspectos del proceso de emancipación y el apoyo que reciben los niños y jóvenes durante la acogida, la etapa de transición y la independencia.

   Así, a través de las respuestas de los jóvenes se han realizado diez recomendaciones para garantizar su futuro, entre las que se encuentran planificar la salida del sistema de protección desde el día en que el niño llega al acogimiento, desarrollar un plan de salida individual para cada niño, dada su situación específica, y ampliar la edad legal a la que un joven debe abandonar el sistema de protección o extender el periodo de apoyo disponible tras la emancipación.

   Asimismo, los jóvenes proponen introducir la participación de los niños y jóvenes en el desarrollo de su plan de salida, que los jóvenes que abandonan el sistema de protección estén completamente informados de todos sus derechos y de las ayudas de las que disponen, y la incorporación de una cultura basada en los derechos del niño entre los profesionales del sistema de protección para mejorar los resultados.

   Por último, consideran importante incorporar una cultura basada en los derechos del niño entre los profesionales del sistema de protección para mejorar los resultados, incrementar el apoyo financiero para ayudar a los jóvenes que abandonan el acogimiento, aumentar y facilitar el acceso a los servicios, así como su calidad para los jóvenes que se emancipan y abordar las actitudes negativas por parte de la sociedad hacia los jóvenes que abandonan el sistema de protección.

   Según los impulsores del proyecto, en 2016 fueron 3.304 los jóvenes que cumplieron la mayoría de edad y tuvieron que hacer frente a la salida del sistema en España y casi 44.000 niños viven bajo una medida de protección en España, ya sea de acogimiento residencial o familiar.

   Por ello, el proyecto, cofinanciado por la Unión Europea y con una duración de dos años, tiene el objetivo de ofrecer a los niños y jóvenes un sistema de protección infantil en el que los profesionales y los educadores que los acompañan cuenten con las herramientas necesarias para garantizarles un proceso de emancipación e integración en la sociedad.

   En este marco, Aldeas está además impartiendo tres sesiones formativas con las que se formará a un total de 400 profesionales con el fin de que estos puedan preparar mejor a los jóvenes en su camino hacia la autonomía y la independencia.