Pedro Sánchez rechaza el efecto llamada por la acogida del Aquarius: "Es un efecto de huida de la desigualdad y pobreza"

Actualizado 19/06/2018 19:20:51 CET
398315.1.500.286.20180619173627
Vídeo de la noticia

Defiende reformar el Sistema Europeo Común de Asilo y revisar el Reglamento de Dublín

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha afirmado este martes que la acogida de los 629 inmigrantes y refugiados del buque Aquarius "no es una cuestión de efecto llamada", sino que es "una cuestión de efecto huida de la realidad de desigualdad, pobreza y falta de oportunidades" en los países de origen de los migrantes.

Así lo ha manifestado Sánchez durante la sesión de control al Gobierno en el Senado, la primera a la que se enfrenta tras convertirse en líder del Ejecutivo, tras ser preguntado por las iniciativas que tiene previsto plantear ante la Unión Europea para abordar de manera conjunta la situación en las aguas del Mediterráneo.

Durante su intervención, ha recordado las palabras de la excomisaria europea Enma Bonino --"una voz autorizada en cuestión de migraciones", ha añadido Sánchez-- para rechazar que se hable de efecto llamada tras la acogida del Aquarius. Según ha explicado el líder del Ejecutivo, ella dijo que "los políticos que hablan de efecto llamada ni han puesto un pie en África, ni se han encontrado en su vida con un refugiado".

Así pues, Sánchez ha apuntado que las migraciones "tienen mucho que ver la desigualdad". También ha mencionado otras causas, como el "desafío" demográfico en los países de origen, los conflictos armados como en el caso de Siria, o las nuevas migraciones como consecuencia del cambio climático. "España es un país fronterizo que tiene en el Mediterráneo una de sus referencias y no podemos permanecer ajenos", ha incidido.

El líder del Ejecutivo ha abogado por impulsar una política migratoria común, fomentar la integración de los migrantes y la cooperación con África, así como luchar contra las mafias que trafican con seres humanos. Además, ve necesario reformar el sistema europeo común de asilo y revisar el reglamento de Dublín.

Según ha manifestado, estas serán algunas de las propuestas que lleve el Gobierno de España al Consejo Europeo que se celebrará del 26 al 28 de junio. "Le puedo garantizar que el Gobierno de España hará todo lo posible por dar una respuesta global a esto", ha afirmado Sánchez dirigiéndose al senador vasco Jokin Bildarratz, que es el que ha formulado esta pregunta reivindicando un Pacto de Estado consensuado en esta materia así como el "liderazgo" de España en la UE.

Sánchez ha defendido su decisión de ofrecer un puerto seguro a las personas a bordo del Aquarius que, sin este ofrecimiento, "podría haber acabado mucho peor".

Además, ha agradecido todos los actores implicados en el proceso del desembarque y acogida de los migrantes del Aquarius que llegaron al Puerto de Valencia el pasado domingo en tres embarcaciones. A su juicio, la "solidaridad se ha visto expresada en todos y cada uno de rincones de España".

El presidente del Gobierno ha recordado que ante la guerra civil y la dictadura franquista muchos españoles se exiliaron y "hubo sociedades que acogieron a esos exiliados". "No solo estamos siendo coherentes con los valores presentes de solidaridad del conjunto de la sociedad española, sino también con nuestra propia historia, estamos reivindicando lo mejor de nuestra propia historia", ha aseverado.

También ha recordado la crisis de los cayucos de 2005, recalcando que entonces llegaron a las costas españolas "30.000 seres humanos". En ese contexto, ha destacado que el Ejecutivo socialista que gobernaba en España entonces ya planteó la necesidad de "hacer realidad" una política migratoria común,de reforzar el control de fronteras (Frontex), así como políticas de integración para migrantes.

Asimismo, ha dicho que el Gobierno del PSOE puso en ese momento "3.500 millones de euros para políticas de integración" que, según ha dicho, "en seis años han sido recortados prácticamente a la nada".

LIDERAR EN EUROPA

Por su parte, el senador vasco ha aseverado que ni la Unión Europea ni el Estado español "han estado a la altura de las circunstancias", al tiempo que ha recordado que las muertes en el Mediterráneo intentando alcanzar Europa casi alcanza la cifra de 800 en lo que va de año. Además, le ha reprochado que en 2017 España "únicamente respondió al 17% de sus compromisos" en la acogida de refugiados.

Bildarratz ha apuntado que en la próxima cita del Consejo Europeo el Ejecutivo "tiene una oportunidad de liderar" el proceso de "armonización legislativa y el fomento de la solidaridad" en los estados miembros de la UE. "Es urgente compartir una reflexión, un plan y un refugio para todos los migrantes", ha reivindicado, pidiendo también un protocolo marco más allá "del gesto" de acoger a las personas a bordo del Aquarius.

Contador