Europa Press EP Social


Hacer Familia



CajaSol


Cáritas



Este sábado, 12 de enero

Haití.- ONG piden "no olvidar" tres años después del seísmo, aunque muchos gobiernos "hayan olvidado sus promesas"

Refugiados, cólera, educación, infancia o disminución de fondos, principales retos a los que se enfrenta el país

   MADRID, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Diferentes ONG han hecho un llamamiento para que la comunidad internacional y los ciudadanos no se olviden de Haití, cuando se cumplen tres años del seísmo que el 12 de enero de 2010 asoló el país centroamericano, que sigue siendo el más pobre del hemisferio norte, a pesar de que muchos gobiernos "hayan olvidado sus promesas". Además, han señalado que los principales retos pasan por reducir enfermedades como el cólera y el número de personas desplazadas o promover la construcción de escuelas e infraestructuras de saneamiento y alcantarillado.

   En declaraciones a Europa Press, la directora de Cooperación de UNICEF España, Carmen Molina, ha insistido en "la necesidad de fondos para que los avances conseguidos no sufran un retroceso". "En general ha habido una reducción de los ingresos que, sin embargo, no ha sido tan grande para el contexto que se está viviendo en España", ha asegurado Molina, que ha querido "destacar y agradecer el gran compromiso de la sociedad española y la importancia de cada donación particular para la mejora de la situación de la infancia".

   Así, entre otros logros, ha señalado que Haití "ha actualizado los datos sobre la situación de la mujer y la infancia, haciendo posible realizar un análisis sobre dónde y quienes son los niños más vulnerables". Además, ha destacado los avances en educación (el 77 por ciento de los niños de entre 6 y 11 años asisten en la escuela primaria en 2012, en comparación con menos del 50 por ciento en 2005-2006) así como la reducción de los índices de mortalidad infantil y de niños menores de cinco años, que han mostrado "una disminución continuada durante los últimos 15 años de acuerdo con los últimos datos disponibles".

   Entre los aspectos a mejorar, Molina ha asegurado que, aunque se ha reducido significativamente el número de población internamente desplazada desde 2010, este colectivo "todavía se encuentra entre los más vulnerables". Además, aproximadamente un 80% de los hogares rurales no cuenta con acceso a un saneamiento mejorado; menos del 40% de los menores de 6 meses son alimentados únicamente con leche materna; el 25% de los niños en las áreas rurales presentan raquitismo en comparación con el 16% en áreas urbanas y la prevalencia del VIH no ha cambiado desde 2005/06, con un 2,2%.

   Por su parte, el jefe de la delegación de Cruz Roja Española en Haití, Pablo Giménez, ha destacado que el país "ha alcanzado una mayor estabilidad política en 2012", además de mejorar "mucho en la coordinación de las actuaciones de alerta, evaluación y respuesta, tras las emergencias acaecidas con el paso de los huracanes 'Isaac' y 'Sandy', en octubre y noviembre de 2012". "El objetivo es que el pueblo haitiano pueda saber y guiar los proyectos que se hagan en su propio país", ha enfatizado.

   Entre los avances, ha citado el control del cólera --aunque se esperan 120.000 nuevos casos para 2013--, la construcción de escuelas o la puesta en marcha de mecanismos de coordinación de los programas del propio pueblo haitiano, entre otros. De cara al futuro, ha lamentado los problemas de acceso a terrenos públicos y ha insistido en la mejora del saneamiento, ya que apenas el 17% de la población de Haití tiene instalaciones adecuadas. "Sigue habiendo un 60% de alfabetización y una mortalidad infantil muy alta", ha denunciado.

   En la misma línea, la directora de Save the Children en Haití, Lisa Laumann, ha hecho hincapié en el hecho de que el Gobierno de este país "haya dado prioridad a la educación, la protección infantil, la salud y la nutrición". "Muchos de los problemas de Haití son problemas a gran escala: Estado de derecho, gobernanza, empleo... El país también afronta problemas de recursos humanos, muchos de los haitianos más preparados no están en el país", ha indicado, recordando que el devastador terremoto "tuvo lugar en un gran contexto de inestabilidad y pobreza".

   Por este motivo, ha insistido en que "la coordinación y colaboración entre las agencias del Gobierno, los donantes y las organizaciones, tanto nacionales como internacionales, pueden lograr cambios sustanciales en las vidas de los niños" y ha mostrado su preocupación por la reducción de recursos disponibles. "No es algo bueno para los niños ni para sus familias", ha apostillado, al tiempo que ha insistido en la importancia de "invertir en educación, nutrición y salud de los niños" porque hay "una base sobre la que construir un futuro con grandes beneficios para el país".

   Los refugiados son otro de los problemas citados por las ONG. En este punto, el responsable de Advocacy Humanitario de Intermón Oxfam-Madrid, Francisco Yermo, que ha asegurado que al menos 358.000 haitianos viven en cerca de 500 campamentos, frente al 1,5 millones de desplazados que dejó el terremoto en 2010. También ha mencionado otras lacras como la inseguridad alimentaria, la aparición regular de desastres naturales --debido a su ubicación geográfica-- y la debilidad del Estado, "un mal histórico".

   En su opinión, "ahora la atención debe centrarse en los desplazados, que es lo más urgente, y luego está el problema de los desalojos" en los que, a su juicio, "debería intervenir el Gobierno". En este punto, ha insistido en la importancia de reforzar la capacidad del Ejecutivo y en potenciar la política agrícola "para acabar con la inseguridad alimentaria". Por el contrario, ha subrayado los avances conseguidos en generación de empleos, desarrollo de programas de microcréditos o la retirada de escombros, principal preocupación del primer año después del seísmo.

   "Los países donantes se volcaron en ayuda humanitaria y de reconstrucción pero actualmente sólo se ha cubierto un 40% de los fondos necesarios", ha indicado Yermo, que ha hecho hincapié en la importancia de "la coordinación, para no hacer cosas en paralelo", y en tener perspectiva "para realizar enfoques preventivos y apoyar sobre todo a los pequeños agricultores".

SOLIDARIDAD CIUDADANA

   Además, ha tachado "de poco coherente" la disminución de ayudas por parte de España --que fue el primer país europeo y el tercero en el mundo--, en contraste con la ayuda ciudadana, "que se ha mantenido a pesar de la crisis", en línea con el presidente de Mensajeros de la Paz, el padre Ángel García, quien ha lamentado que "muchos de los gobiernos se hayan olvidado de sus promesas". "Sin embargo, los ciudadanos se quitan del postre para poder ayudar. La solidaridad no la quita ni la crisis", ha destacado.

   En cuanto a la situación en Haití, ha asegurado que "ha cambiado algo pero aún queda por hacer; por ejemplo, problemas de alcantarillado o para acceder al agua potable, un 70 por ciento de personas sin techo o un 80 por ciento de niños sin escolarizar, aunque muchos estaban así antes del terremoto", ha relatado. El padre Ángel ha querido "volver a dar un toque" en este tercer aniversario del seísmo porque "hay mucha necesidad, tanto en Haití como aquí".

Compartir
Enviar a tuenti
Enviar a linkedin
Twitter
Facebook
Google Plus


 

www.epsocial.es es el diario social de la Agencia Europa Press.
© 2014 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.