Las empresas privadas deben incrementar su ayuda a las entidades benéficas

 

Las empresas privadas deben incrementar su ayuda a las entidades benéficas

Buscador

Publicado 01/04/2015 10:31:42CET

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

La crisis económica en España en los últimos años ha afectado mucho a los niveles de ayuda a las entidades benéficas, conocidas como 'tercer sector', por lo que se requiere un incremento en la asistencia por parte de las empresas privadas, según el estudio 'Más valor social en 2033' elaborado por PwC.

El conjunto de la financiación pública supone más del 60% de ayuda que recibe el 'tercer sector', que provienen de la Unión Europea, de la administración general del Estado, de gobierno autonómicos, de diputaciones provinciales y de ayuntamientos.

De acuerdo con el informe, la necesidad de que fuentes de ayuda alternativa --como el filantropismo-- asuman un mayor protagonismo en España se basa en el impacto de la crisis en 2010 y el incremento de población que se encuentra en situación de exclusión social y pobreza lo que produciría caídas en la ayuda total cercanas al -3% en 2017 y no se espera una recuperación de las ayudas públicas a corto plazo.

En ese sentido, el estudio muestra que el 30% de la sociedad española considera que las empresas tienen una influencia 'muy negativa' en la población, en comparación a un 15% que estima que fue 'muy positiva'. Un 13% la valoró como algo negativa, mientras que un 35% como 'algo positiva'.

Como medidas para fomentar la participación del sector privado, el estudio considera que "es necesario un trabajo de convencimiento, de facilitar una cultura en la que se puedan desarrollar las cadenas económico-social. Eso supone educar al sector público, a las empresas, a los emprendedores sociales, a los medios de comunicación y a los centros docentes".

Además, propone promover que se solapen los roles de los sectores públicos, privados y sociales; crear leyes más favorables, en particular actualizar la ley de subvenciones; incorporar los objetivos sociales a la estrategia de las empresas y desarrollar la colaboración a entidades sociales desde la misma perspectiva que las alianzas de negocio; y sacar el monopolio de la agenda social del departamento de responsabilidad social corporativa.

El informe también analiza aspectos clave que deberán tener en cuenta los proyectos sociales si quieren lograr sus objetivos: por un lado, una respuesta conjunta por parte de todos los agentes implicados, lo que supone que se impliquen los primeros directivos y responsables de cada organización que participe, especialmente en el caso de las grandes empresas.

Por otro lado, aboga por soluciones innovadoras para enfrentarse a nuevos retos y, por último, destaca la importancia de soluciones económicamente sostenibles para lograr objetivos de forma más rápida y a gran escala ya que "la rentabilidad de una acción es la mayor garantía de continuidad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies