Representantes del Gobierno Vasco, instituciones alavesas, partidos y víctimas asistirán a los actos por Buesa

Homenaje Parlamento Vasco a Fernando Buesa y Enrique Casas
PARLAMENTO VASCO
Publicado 21/02/2018 16:02:50CET

Fundación Fernando Buesa insta a recuperar una convivencia sustentada en valores y expresada "en palabras compartidas", sin ambigüedades

BILBAO, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

Una amplia representación del Gobierno Vasco, de las instituciones alavesas, de partidos políticos y víctimas del terrorismo asistirán este jueves en Vitoria a los actos de homenaje al que fuera líder del PSE-EE de Álava, exvicelehendakari y parlamentario, Fernando Buesa, y a su escolta, el ertzaina Jorge Díez Elorza, a quienes ETA asesinó en febrero de 2000 en un atentado con una furgoneta cargada de explosivos.

Las familias de Buesa y Díez han convocado, como cada año, un acto al mediodía en la capital alavesa, en el lugar en el que se cometió la acción terrorista, el Parque de las Universidades, ante el Monolito Jardines de la Libertad, donde se depositarán a lo largo del día flores y luces para recordar a estas víctimas de ETA.

La secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, y la líder de los socialistas alaveses, Cristina González, encabezarán la delegación de esta formación política, en la que también estarán parlamentarios vascos. El Parlamento suspenderá a esa hora el pleno para facilitar que los diputados puedan acudir al homenaje, según han informado a Europa Press fuentes de este partido.

La Cámara, además, realizará un acto institucional a las 9.29 horas, justo antes del inicio de la sesión plenaria, en homenaje a Buesa y al que también fue parlamentario socialista Enrique Casas, asesinado por los Comandos Autónomos Anticapitalistas en 1984.

En el exterior del legislativo se colocarán fotografías de los diputados asesinados y se mantendrá encendido el pebetero colocado junto a la escultura 'Brújula de medianoche', erigida en memoria de los afectados por el terrorismo. Antes de iniciarse el pleno, se guardará un minuto de silencio.

En el acto conmemorativo a Fernando Buesa y su escolta Jorge Díaz organizado por la familia que comenzará a las 12.00 horas, estarán presentes, en representación del Gobierno Vasco, los consejeros Beatriz Artolazabal, Iñaki Arriola, Alfredo Retortillo y María Jesús San José; además de los responsables de la Secretaría de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación, Jonan Fernández, Monika Hernando y Aintzane Ezenarro.

También asistirán representantes de las instituciones alavesas como el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, o el diputado general de Álava, Ramiro González, ambos del PNV.

FUNDACIÓN FERNANDO BUESA

Ya por la tarde, a las 20.00 horas, la Fundación Fernando Buesa celebrará el XVIII Aniversario in memoriam por Fernando Buesa y Jorge Díez en el Museo Artium, en el que emplazará a recuperar una convivencia sustentada en valores y expresada "en palabras compartidas", sin ambigüedades.

A él acudirán, entre otros, los consejeros del Gobierno Vasco Estefanía Beltrán de Heredia, Iñaki Arriola, Alfredo Retortillo y María Jesús San José; y las responsables de la Secretaría de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación, Monika Hernando y Aintzane Ezenarro. También estarán presentes otros representantes institucionales y numerosas víctimas del terrorismo.

En el acto, que llevará el título de "Significar, significado, significarse", intervendrán Sandra Buesa, vicepresidenta de la Fundación e hija del dirigente socialista asesinado, así como la catedrática emérita de Filosofía moral y política de la Universidad Autónoma de Barcelona, comprometida con los derechos humanos.

La Fundación Fernando Buesa recuerda que "todas las sociedades comparten alguna visión sobre su pasado" y, si no lo hacen, "corren el riesgo -o están en él- de ser comunidades divididas o anómicas". La ciudadanía aprecia la bondad de compartir su vida con las personas que componen su vecindad porque todas tienen una común y general mirada sobre lo que les rodea", subraya.

A su juicio, "entre las muchas circunstancias que rompieron el terrorismo, una de ellas fue el lenguaje preciso y el lenguaje común". "El asesinato o la persecución por razones ideológicas está tan fuera de las lógicas de nuestro mundo que, siempre que se recurre a ellos, se necesita enmascarar la realidad con palabras. Durante decenios hemos vivido en Euskadi con un sector de la población que no utilizaba el lenguaje de la mayoría, que usaba unas palabras que tenían un sentido distinto de las del común", afirma.

En este sentido, subraya que, "cuando termina un pasado de violencia, en el seno mismo de una comunidad, hace falta tiempo para que los diversos relatos confluyan en algún mínimo común denominador práctico, esa coincidencia, más o menos extensa, que permite de nuevo convivir sin tener que reparar en cada gesto o en cada palabra del otro". "Nos falta aún tiempo, pero hay que ir dando pasos en esa dirección", añade.

Para la Fundación, no se gana "nada" si se cree "estar construyendo la convivencia futura", mientras se siguen usando "términos de ambigua significación, cuando no de doble filo o de contenido nulo".

"El camino que hemos emprendido es el de la deslegitimación del terrorismo y, en ese trayecto, las cosas tienen que volver a ser llamadas por su nombre, la realidad debe recuperar en las palabras su significado real, el que le otorga la lógica usada por el común de los mortales. Un crimen no es un accidente, igual que un asesinado no es un muerto", apunta.

En esta línea, defiende que "significar supone un reconocimiento que hacen los demás de tu condición, en este caso de víctima de unos hechos infames". "Significado es lo que da esencia precisa a esa convención social que son las palabras, sin cuya semántica común no son nada o, peor, son más peligrosas que el silencio", apunta.

Por ello, indica que "significarse es tomar partido por recuperar una normalidad con sentido, donde los términos significan universalmente porque todos hemos regresado a una norma universal: la que prohíbe la violencia contra quienes consideramos distintos de nosotros, la que no consiente imponer nuestro criterio por la fuerza".

"El terrorismo ha terminado ya. Ahora hace falta recuperar una convivencia soportada en valores y expresada en palabras compartidas. Los actos de este año 2018 en memoria de Fernando Buesa Blanco y de Jorge Díez Elorza girarán en torno a esta necesidad de que las palabras nos digan lo mismo a todos, llamando a las cosas por el nombre que tienen las cosas", manifiesta.

Cerrará el acto conmemorativo en el Artium el joven pianista vitoriano Jon Haran Cañaveras con la interpretación de "La isla feliz", del compositor francés Claude Debussy.