Santamaría se compromete a "abrir el curso político en Galicia", cada año "en una provincia"

Feijóo y Soraya en Pontevedra, campaña del Congreso del PP
PPDEGALICIA
Actualizado 16/07/2018 22:43:20 CET

   PONTEVEDRA, 16 (EUROPA PRESS)

La candidata a la presidencia ha rechazado las "cuentas de la vieja" que saldrían de la suma de apoyos de sus rivales

PONTEVEDRA, 16 (EUROPA PRESS)

La candidata a presidir el PP, Soraya Sáenz de Santamaría, se ha comprometido a seguir "la tradición de abrir el curso político en Galicia en septiembre" si gana el congreso de este fin de semana. "Cada año en una provincia", ha apostillado.

La aspirante a suceder a Mariano Rajoy se ha referido al origen gallego del actual presidente del partido, a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, y a los expresidentes autonómicos Manuel Fraga y Gerardo Fernández Albor --ambos ya fallecidos--, para calificar Galicia como "tierra de maestros".

La presentación de su candidatura en Pontevedra ha contado con la asistencia del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo --que arropó también el pasado miércoles a Pablo Casado y a todos los candidatos en la primera vuelta--, y los cuatro presidentes provinciales del partido --Manuel Baltar (que no había acudido al encuentro organizado con Casado), Diego Calvo, Elena Candia y Alfonso Rueda--, además del presidente del Parlamento gallego, Miguel Santalices.

Su compromiso de mantener en Galicia el acto de inicio del curso político --con permiso, dijo, del presidente provincial del PP de Valladolid, también presente, para que no se lo tuviese "en cuenta"-- arrancó los primeros aplausos, nada más comenzar su intervención.

También ha sido ovacionada cuando, en una de sus numerosas alusiones a Rajoy, ha deseado que "se despidiera" este viernes tras presentar su balance, "con un partido unido y fuerte". Para ello, Sáenz de Santamaría ha insistido en "intentar hasta el último momento" que se forje una "lista integrada" donde estén "representados todos".

"Por delante de los intereses, el partido; por delante, los intereses de tantos sitios que reclaman que gobernemos, por delante, los españoles", ha apelado la candidata haciendo un llamamiento a "la generosidad, la unidad y entenderse". Así, ha propuesto que al día siguiente del congreso se dediquen a "trabajar para las próximas elecciones" en vez de preguntarse "qué huecos" tienen.

"CUENTAS DE LA VIEJA"

"Las cuentas de la vieja no funcionan aquí", ha afirmado Sáenz de Santamaría a preguntas de la prensa sobre la suma de los apoyos recabados por sus rivales de cara al congreso.

"¿Qué votos?", ha cuestionado la candidata, argumentando que "cada uno es un compromisario y los compromisarios son libres" y que no ejercerán esa libertad "por todos los demás". En este sentido, no se ha mostrado pesimista, sino con "la ilusión" de los afiliados cuando la votaron "mayoritariamente", ha reivindicado.

Esgrimiendo que no lo ha leído, también ha eludido valorar el informe de la Fundación FAES que preside José María Aznar, en el que advierte que "si se hace lo mismo, no pueden esperarse resultados distintos".

Frente a esto, Sáenz de Santamaría ha destacado el carácter "rupturista" del PP, la evolución de la sociedad y su intención de "dar respuesta a los problemas del siglo XXI con soluciones del siglo XXI" y a través de una acción política que esté "a la vanguardia", afrontando los "retos del futuro", entre los que ha citado el populismo, la demografía y la economía en el ámbito tecnológico y climático.

"INTEGRACIÓN Y UNIDAD"

Con Feijóo como ejemplo de "la integración y la unidad" que él "ha practicado mucho", Sáenz de Santamaría ha explicado que su candidatura es "en positivo y a favor, sumando e integrando". Por ello, ha apelado al "respeto a todos los afiliados" y a la "responsabilidad" para que el PP recupere el "liderazgo".

"Los españoles nos están mirando", ha señalado la aspirante a la presidencia del PP parafraseando las palabras de Feijóo en su intervención previa. Además, ha puesto como avales su "energía, ganas, ilusión", el respaldo que siente, su "experiencia de gobierno y capacidad de sufrimiento" en los momentos difíciles.

Sáenz de Santamaría ha animado a "aprovechar la fuerza de este congreso" para "revitalizar el PP a tope" y actuar como un "ejército político" para "echar" a Sánchez en las próximas elecciones tras la moción de censura "de perdedores". Así, ha lamentado que haya quedado "a medias" la labor del anterior gobierno en materia de recuperación económica "para que este país volviera a tener confianza en sí mismo".

En un partido en el que "los únicos que sobran son los corruptos", según Sáenz de Santamaría, la candidata ha aspirado a ser como Feijóo "aquí", ha señalado, en alusión a Galicia. Durante su intervención ha tomado prestado un abanico para explicar que un abanico cerrado representaba un partido "compacto" si bien, abierto, lo ha comparado con "los quesos" de las encuestas, siendo las varillas "los compromisos y valores" del partido, y ella misma "el clavo que los une".