Acción contra el Hambre alerta de que "las bombas ya no son los únicos asesinos" en Yemen

Desplazados internos cerca de Saná
REUTERS / KHALED ABDULLAH
Publicado 27/03/2018 10:49:11CET

MADRID, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

Acción contra el Hambre (ACH) ha advertido de que, tres años después del inicio del conflicto en Yemen, "las bombas ya no son los únicos asesinos" y las enfermedades, la falta de acceso a alimentos y atención médica y los "exorbitantes" precios de los productos básicos también se cobran vidas cada día en el empobrecido país.

Unas 10.000 personas han muerto víctimas del conflicto y 22 millones, tres de cada cuatro habitantes, necesitan ayuda. El director de ACH en Yemen, Lapo Somigli, ha advertido de que el conflicto armado, el "colapso" de la economía y los servicios básicos y el bloqueo comercial impuesto por la coalición encabezada por Arabia Saudí "han llevado a más de 8,4 millones de personas al borde de la hambruna".

Cada diez minutos muere un niño por consecuencias directas o indirectas de una guerra por la que la gente ya está "exhausta". "Cientos de miles de personas no saben si podrán hacer su próxima comida, si sus hijos podrán recibir los cuidados que necesitan o si recibirán sus salarios", ha lamentado Somigli en un comunicado.

ACH ha reclamado una solución diplomática para mejorar la situación humanitaria, pero ha dirigido un mensaje concreto a la coalición saudí para que permita el paso de ayuda y productos de primera necesidad. En este sentido, el responsable de la ONG ha señalado que al limitar "drásticamente" las importaciones desde el puerto de Hodeida, el bloque regional reprime a la zona norte del país --bastión de los rebeldes huthis-- y "es la población civil quien paga el precio".

"Lo que Yemen realmente necesita es la apertura incondicional de los puertos del norte, incluido Hodeida, para que alimentos básicos, combustible y suministros médicos puedan llegar rápidamente a los 20 millones de personas que dependen de este puerto", ha explicado Somigli.

ACH ha advertido de que tanto la coalición como otras fuerzas leales al Gobierno de Abdo Rabbu Mansur Hadi y los rebeldes huthis han violado "con total humanidad" los derechos de la población civil. Grandes potencias como Francia, Estados Unidos o Reino Unido se habrían convertido en "cómplices" al apoyar a esta coalición, ha apostillado.

Contador