Bélgica refuerza la vigilancia en los lugares de culto tras el atentado en iglesia de Normandía

Actualizado 27/07/2016 12:26:23 CET

BRUSELAS, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades belgas han anunciado el refuerzo de la vigilancia en los lugares de culto en el país tras el atentado perpetrado este martes en Francia contra la iglesia Saint-Etienne-du-Rouvray, en la región de Normandía.

El nivel de la amenaza terrorista se ha mantenido en el nivel 3 de 4 para los lugares de culto en Bélgica, pero el nivel de vigilancia ha sido reforzado, según ha informado el diario 'Le Soir'.

Las sinagogas ya eran objetivo de una vigilancia reforzada, bien con efectivos policiales o militares o agentes de seguridad privada.

Adel Kermiche ha sido identificado por las autoridades francesas como uno de los dos terroristas del Estado Islámico que este martes han atacado la iglesia en Normandía, acabando con la vida del padre Jacques Hamel, según ha informado el fiscal general, François Molins.

Los dos terroristas llevaban "armas blancas", hasta tres cuchillos con los que cercenaron la garganta al párroco, y varios artefactos explosivos "falsos", incluido un reloj de cocina que habían envuelto en papel de aluminio para hacer pasar por una bomba.

Una de las monjas consiguió escapar y alertó a las fuerzas de seguridad que "iniciaron una negociación". Los terroristas salieron de la iglesia usando a los rehenes como escudo pero fueron abatidos al grito de "Allahu Akbar" ("Alá es el más grande").