Birmania detiene a cuatro nacionalistas budistas implicados en las protestas por el uso del término 'rohingya'

 

Birmania detiene a cuatro nacionalistas budistas implicados en las protestas por el uso del término 'rohingya'

Contador
Budista contra rohingya en Birmania
CHAIWAT SUBPRASOM/REUTERS
Publicado 13/05/2017 4:34:26CET

MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

La Policía de Birmania ha detenido este viernes en la capital, Rangún, a cuatro nacionalistas budistas acusados por cometer "delitos contra el Estado" implicados, junto a tres monjes budistas, en las protestas que se celebraron el año pasado junto a la Embajada de Estados Unidos contra el uso del término 'rohingya' para referirse a la minoría musulmana del país.

Los cuatro han sido acusados, en virtud del artículo 505 del Código Penal y del artículo 19 de la Ley de Asamblea Pacífica, por su participación en la manifestación, según ha informado el diario birmano 'The Irrawady'.

Por el momento, la Policía no ha indicado qué medidas tomarán contra los monjes, uno de los cuales ya tenía una orden de detención en su contra por un enfrentamiento con musulmanes en otra zona de la capital.

Los acusados tendrán que presentarse ante el Tribunal el próximo 22 de mayo. Los delitos previstos en el artículo 505 del Código Penal birmano conllevan penas de hasta dos años de prisión y diferentes multas.

Los cuatro aseguran que pidieron autorización para celebrar la protesta, si bien la Policía se lo denegó. Según uno de los acusados, las autoridades les permitieron manifestarse en un campo de fútbol próximo, pero no en la Embajada estadounidense en Rangún.

"Nos manifestamos en la Embajada de Estados Unidos, pero ni quitamos ninguna valla frente a la misión diplomática, ni supusimos ninguna amenaza contra la Embajada", ha explicado uno de los cuatro.

El Gobierno de Birmania pidió el año pasado a Washington que no utilizara el término 'rohingya' para referirse a dicha minoría étnica, argumentando que "no ayuda". No obstante, el embajador en el país asiático, Scot Marciel, afirmó a finales de abril que no dejaría de utilizar el término, recalcando que es una práctica habitual "reconocer que las comunidades pueden decidir cómo ser llamadas".

Fue entonces cuando se celebró la protesta, donde los manifestantes exigieron que se refirieran a esta comunidad como bengalíes, término que los relega a la posición de inmigrantes ilegales procedentes de Bangladesh a pesar de que muchos de ellos viven en Birmania desde hace generaciones.

La Ley de Ciudadanía de 1982 no reconoce a los rohingya entre los 135 grupos étnicos oficiales del país. Esto ha contribuido a que se encuentren en una situación de desamparo ante el estado.

"Nosotros no tenemos rohingyas en el país, pero la Embajada de Estados Unidos utilizó en un comunicado la palabra 'rohingya'. Por eso protestamos, y no somos culpables de nada", ha insistido uno de los detenidos, que ha subrayado que tiene derecho a manifestación.

EXPULSIÓN DE BIRMANIA

La rohingya es una de las minorías más perseguidas del mundo. Desde 1978, los rohingya han ido llegando a Bangladesh en varias oleadas, huyendo de la represión en su Birmania natal.

Según el departamento de la Comisaría de Repatriación de Refugiados Rohingya (CRRR), cerca de 250.000 rohingya entraron en Bangladesh en 1978 huyendo de la 'Operación Dragón' llevada a cabo por el Gobierno birmano, una operación cuyo objetivo era evaluar la situación de los habitantes en zonas fronterizas y tomar medidas contra los extranjeros que habían entrado de forma ilegal en el país.

Esta operación acabó con la expulsión y detención masiva de rohingya, a los que no se consideraban ciudadanos. Entre 1991 y 1992 la ola fue similar: otros 250.000 musulmanes entraron a Bangladesh a través de las fronteras de Cox's Bazar y Bandarban, donde el Gobierno levantó 21 campamentos temporales para ellos.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies