Birmania verifica a 374 refugiados rohingya para su repatriación desde Bangladesh

Refugiados rohingya en Bangladesh
REUTERS / MOHAMMAD PONIR HOSSAIN - Archivo
Actualizado 14/03/2018 19:07:32 CET

RANGÚN, 14 Mar. (Reuters/EP) -

Birmania sólo ha podido verificar para su posible repatriación a Bangladesh a 374 refugiados rohingya, según han confirmado las autoridades este miércoles. Además han acusado al país vecino de no proveer información correcta sobre los refugiados.

Cerca de 700.000 rohingya huyeron a Birmania tras los atentados terroristas perpetrados el 25 de agosto por el Ejército de Salvación rohingya de Arakán, un grupo miliciano, contra las fuerzas del orden birmanas.

Los Gobiernos de Birmania y Bangladesh firmaron un acuerdo de entendimiento en noviembre para posibilitar el retorno de cientos de miles de rohingya que huyeron del estado birmano de Rajine desde la última ola de violencia. Sin embargo, la repatriación no ha comenzado y los roingya siguen cruzando la frontera.

El secretario permanente del Ministerio de Exteriores en Birmania, Myint Thu, ha declarado que los documentos cifran el número de refugiados en 8.032. "De esos 8.032, hemos verificado a 374. Estos 374 serán el primer lote de repatriados", ha explicado.

Birmania no ha podido confirmar si el resto de los refugiados había vivido previamente en el país ya que algunos documentos no incluían huellas dactilares ni fotografías individuales. Win Tun ha añadido que tres de las personas que Bangladesh proponía para su repatriación eran terroristas.

Amnistía Internacional denunció que los nuevos centros de recepción de refugiados, destinados a acoger a los rohingya que vuelven de Bangladesh, están situados en las cercanías de zonas con una gran presencia militar y están rodeados de vallas de seguridad. "Se teme que las autoridades de Birmania tengan previsto alojar a los rohingya en los centros por un largo periodo de tiempo y que restrinjan su libertad de movimiento", manifestó la ONG.

Por su parte, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha denunciado que la campaña militar llevada a cabo por las autoridades birmanas en Rajine contra los rohingya supone "una limpieza étnica de manual".

El lunes, el embajador de Birmania ante la ONU, U Htin Lynn, declaró que la historia será la jueza definitiva de todo lo que está ocurriendo en el estado de Rajine. "Es inaceptable afirmar que Birmania permanece indiferente ante las acusaciones de violación de Derechos Humanos", comentó, según ha informado la prensa birmana.