EEUU asegura que los ciudadanos que se han entrenado con el Estado Islámico suponen una "amenaza muy seria"

 

EEUU asegura que los ciudadanos que se han entrenado con el Estado Islámico suponen una "amenaza muy seria"

Actualizado 06/07/2015 1:41:45 CET

WASHINGTON, 31 Ago. (Reuters/EP) -

El representante de Estados Unidos y presidente republicano del Comité de Inteligencia de la Cámara de representantes, Mike Rogers, ha asegurado que los cientos de ciudadanos estadounidenses, británicos y canadienses que se han entrenado con milicianos del Estado Islámico son una "amenaza muy seria" contra Estados Unidos.

Rogers ha urgido al Gobierno de Estados Unidos a que persiga a los ciudadanos estadounidenses que se han entrenado en Irak y Siria y ha sopesado las acciones que se deberían tomar para dar respuesta al incremento de la violencia de los milicianos del Estado islámico en Irak.

Según Rogers, el atentado en el que murieron cuatro personas en el museo judío en Bruselas podría ser la evidencia de que los grupos extremistas estarían comenzando a centrarse en objetivos occidentales. esto también podría significar, según el representante, que los grupos extremistas estarían incrementando sus esfuerzos para reclutar apoyos mediante redes sociales.

"Estoy muy preocupado porque no sabemos quienes son exactamente los que se han ido y se han entrenado y aprendido cómo luchar", ha dicho Rogers.

Estados Unidos ha llevado a cabo este sábado tres ataques aéreos contra milicianos del Estado Islámico cerca de la localidad de Amerli en el norte de Irak y han lanzado más de cien fardos de ayuda humanitaria extras a los civiles atrapados en la zona, según ha informado el Pentágono.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, autorizó la semana pasada nuevas acciones militares que permitían la ampliación de las operaciones estadounidenses en Irak, especialmente debido a las protestas de la comunidad internacional sobre la amenaza que pesa sobre la población turcomana.

Rogers ha asegurado que centenares de ciudadanos estadounidenses de habrían entrenado al menos una vez junto a milicianos del Estado Islámico, además de aproximadamente 500 británicos y unos cientos de Canadá. Los pasaportes que ostentan estos individuos les permitirían "viajar libremente" a Estados Unidos y llevar a cabo ataques islamistas.

"La posibilidad de fracasar es mayor que nuestra habilidad para registrar cada área concreta. Es una amenaza muy seria", ha dicho Rogers, que ha recalcado que las agencias de Inteligencia estadounidenses también están monitorizando amenazas" bastante serias" de posibles milicianos de Al Qaeda que intentaría atentar en los países occidentales.

La preocupación sobre la posibilidad de que haya ciudadanos estadounidenses que se alíen con los milicianos del Estado Islámico se ha incrementado debido a las muertes de dos ciudadanos de Estados Unidos en las últimas semanas en Siria.

El Fiscal General de Estados Unidos, Eric Holder, ha asegurado que decenas de estadounidenses se encontrarían entre los 7.000 soldados extranjeros reclutados por el Estado Islámico.

Holder ha mantenido que los esfuerzos para controlar los viajes destinados al entrenamiento de los ciudadanos de Estados Unidos tendrían que ser tratados de manera especial para evitar que se restrinjan los viajes de otros ciudadanos al exterior. Según Holder, de cualquier manera, la persecución agresiva de los que se hayan entrenado con grupos extremistas debería de tener un efecto disuasorio.

El número dos de la comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, el demócrata Dutch Ruppersberger también se han mostrado preocupado. "La mayor amenaza que veo contra Estados Unidos ahora mismo es que los americanos y británicos que tienen pasaporte tienen la habilidad de entrar en nuestro país sin visado", ha dicho.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies