Erdogan tacha de "terroristas" a las fuerzas progubernamentales llegadas a Afrin y dice que han sido repelidas

Recep Tayyip Erdogan
REUTERS / UMIT BEKTAS
Publicado 20/02/2018 18:32:17CET

ANKARA, 20 Feb. (Reuters/EP) -

El convoy de fuerzas progubernamentales sirias que han entrado en el enclave kurdo de Afrin, en el noroeste del país, ha dado marcha atrás tras los disparos de artillería turcos, ha asegurado este martes el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, añadiendo que estaba formado por "terroristas" que han actuado de forma independiente.

Erdogan ha sostenido que él mismo había llegado previamente a un acuerdo sobre la cuestión con el presidente ruso, Vladimir Putin, y el iraní, Hasán Rohani, y ha advertido de que el grupo, que según él eran milicias chiíes, pagará un alto precio.

"Desgraciadamente, este tipo de organizaciones terroristas dan pasos equivocados con las decisiones que toman. No es posible para nosotros permitir esto. Pagarán un alto precio", ha asegurado en rueda de prensa.

Según la agencia estatal Anatolia, que cita fuentes en el terreno, las fuerzas progubernamentales sirias se han retirado antes de llegar a Afrin a raíz de los disparos de advertencia turcos.

Un convoy de unos 20 vehículos, algunos de ellos blindados y con ametralladoras, ha intentado avanzar hacia Afrin a primera hora de la tarde para apoyar a las milicias kurdas sirias, las YPG, ante la operación 'Rama de Olivo' del Ejército turco pero han dado marcha atrás cuando estaban a unos 10 kilómetros de distancia.

Los medios estatales sirios habían anunciado la llegada al enclave kurdo de las milicias progubernamentales. La agencia SANA había precisado que tras su entrada en la región de Afrin se habían producido disparos por parte de las fuerzas turcas contra la zona en la que se encontraban.

Por otra parte, Erdogan ha adelantado esta mañana que las fuerzas turcas se disponen a asediar Afrin. "El centro de la ciudad de Afrin será asediado en los próximos días", ha indicado ante el grupo parlamentario del gobernante AKP, "con el fin de que la ayuda externa que llega a la ciudad y la región quede interrumpida". Asimismo, ha insistido en que la seguridad "duradera" de la región es de la máxima importancia para Turquía.