La Fuerza Aérea israelí alerta de que usará todo su potencial si hay otra guerra con Hezbolá

 

La Fuerza Aérea israelí alerta de que usará todo su potencial si hay otra guerra con Hezbolá

Avión de la Fuerza Aérea israelí
EJÉRCITO ISRAELÍ
Publicado 21/06/2017 14:08:33CET

JERUSALÉN, 21 Jun. (Reuters/EP) -

El jefe de Estado Mayor de la Fuerza Aérea israelí, el general de División Amir Eshel, ha asegurado este miércoles que su fuerza militar está preparada para usar todo su potencial en el caso de que estalle una nueva guerra con el partido milicia chií libanés Hezbolá.

En la conferencia anual de seguridad en Herzliya, cerca de Tel Aviv, el general Eshel ha afirmado que la Fuerza Aérea israelí ha experimentado mejoras cuantitativas y cualitativas desde la guerra librada en 2006 contra Hezbolá y ha señalado que la aviación podría realizar en dos o tres días el mismo número de ataques aéreos que lanzó en los 34 días de contienda en el verano de hace once años.

"Si estalla una guerra en el norte, estamos abiertos a utilizar toda nuestra fuerza desde el principio", ha asegurado el jefe de la Fuerza Aérea israelí. Políticos y generales israelíes han hablado en diversas ocasiones de la posibilidad de que haya una nueva guerra contra Hezbolá.

En 2014, el propio general Eshel aseguró que si hubiera otra guerra, Israel lanzaría ataques quince veces más devastadores que los que realizó en 2006.

En la conferencia en Herzliya, el general Eshel ha dicho que "hay muchos elementos ocupados en alcanzar sus objetivos" en la guerra de Siria que están interesados en impedir nuevas hostilidades en Líbano, donde Israel estima que Hezbolá habría acumulado un arsenal de más de 100.000 cohetes.

Desde el inicio del conflicto en Siria, Hezbolá ha dado apoyo a las fuerzas bajo mando del régimen que preside Bashar al Assad, que también cuentan con el respaldo de Irán y de Rusia, para tratar de acabar con las fuerzas rebeldes y los grupos terroristas.

Hezbolá no ha variado su postura con respecto a Israel, al que define como su principal enemigo, y las Fuerzas de Defensa israelíes siguen considerando al partido milicia chií libanés como una importante amenaza.

Aunque Israel se ha mantenido oficialmente al margen de la guerra en Siria, las aeronaves israelíes han atacado contra supuestos envíos de armas de Irán a Hezbolá, unas operaciones que se han visto complicadas por las actividades de aeronaves militares de Estados Unidos y Rusia en el espacio aéreo sirio.

"Los cielos de Oriente Próximo están mucho más llenos ahora que antes, con muchos actores", ha explicado el jefe de la Fuerza Aérea israelí, antes de incidir en la necesidad de que su aviación opere de forma "quirúrgica" para evitar así "errores".

El general ha dicho que los ataques aéreos contra los envíos de armas a Hezbolá en Siria también sirve como medida de disuasión contra el grupo terrorista libanés.

El jefe de la Fuerza Aérea israelí ha pedido a los habitantes del sur de Líbano que, en caso de un nuevo conflicto, abandonen sus hogares porque Hezbolá utiliza viviendas civiles "como bases de misiles y cohetes".

En la guerra de 2006 murieron unos 1.200 libaneses, en su mayoría civiles, y unos 160 israelíes, la mayoría militares que luchaban contra Hezbolá. La guerra dejó un millón de desplazados en Líbano y hasta 500.000 personas en Israel.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies