Las fuerzas iraquíes cambian de estrategia tras la muerte de 200 civiles en un bombardeo de EEUU

Fuerzas  especiales iraquíes en Mosul
GORAN TOMASEVIC / REUTERS
Publicado 27/03/2017 21:39:55CET

El Pentágono ha rechazado este lunes estar sobrepasando límites tras la supuesta muerte de unas 200 personas por un bombardeo

MOSUL (IRAK), 27 Mar. (Reuters/EP) -

Las fuerzas del Ejército iraquí han anunciado este lunes que han lanzado nuevos ataques en el casco histórico de Mosul, un cambio de estrategia que se ha producido a raíz de que, el pasado 17 de marzo, un ataque aéreo sobre la ciudad por parte de Estados Unidos dejara alrededor de 200 muertos.

Ese día, una grave explosión provocada tras una serie de ataques aéreos de las fuerzas estadounidenses provocó la muerte de entre 60 y 200 personas, según diversos testimonios. Aún no se sabe cuál ha sido el número real de víctimas, debido a que tuvieron lugar en el casco histórico, que continúa controlado por el autodeterminado Estado Islámico.

La coalición militar liderada por Estados Unidos ha anunciado este viernes que está investigando lo ocurrido para determinar el número de víctimas y si la explosión fue provocada por ataques aéreos de la coalición o si se trató de algún tipo de bomba colocada por Estado Islámico.

El Ejército iraquí ha declarado que han recuperado 61 cuerpos en el lugar de los hechos hasta la fecha y que no hay indicios de que la explosión se produjera por un bombardeo norteamericano. No obstante, el presidente del Parlamento iraquí, Salim al Yaburi, ha sugerido este lunes que si se producen nuevas muertes de civiles, las operaciones deberían suspenderse.

Desde que el pasado mes de octubre dio comienzo la ofensiva para expulsar al grupo terrorista de Mosul, su bastión en Irak, las fuerzas iraquíes han conseguido recuperar el control del este de la ciudad y de ciertos barrios del oeste. No obstante, el casco histórico y las zonas más importantes del oeste de Mosul continúan en poder de los yihadistas.

El número de víctimas civiles por la ofensiva ha aumentado de forma dramática desde que las tropas iraquíes comenzaron a atacar el oeste de la ciudad, donde la población está mucho más concentrada. Como consecuencia, las fuerzas iraquíes y la coalición internacional liderada por Estados Unidos que participa en la campaña militar han comenzado a replantearse su estrategia y a buscar opciones alternativas a los bombardeos.

Según fuentes militares estadounidenses, puede que decidan abrir un segundo frente a las afueras de Mosul para aislar el centro de la ciudad. "La Policía federal y las Unidades de Respuesta Rápida han comenzado a avanzar en el suroeste del casco histórico", ha comunicado la Policía iraquí este lunes.

El jefe federal de la Policía, el teniente general Raed Shakir Jawdat, ha dicho que los nuevos avances se están realizando contra "objetivos seleccionados de forma precisa" gracias a la información que han recibido de los servicios de Inteligencia. "El objetivo de nuestro avance es proteger la vida de los civiles, las infraestructuras y las propiedades privadas", ha añadido.

Otra fuente policial ha añadido que los ataques suponen "el principio de las operaciones para sellar el casco histórico y evitar que el Estado Islámico obtenga refuerzos y huya". El objetivo de la nueva estrategia es "estrechar el cerco" alrededor de los yihadistas, según ha concluido.

El Servicio Antiterrorista de Irak, que lucha en varios distritos al oeste del casco histórico, ha conseguido varios avances a lo largo de esta semana. Si consiguen continuar avanzando hacia el norte, supondría una ventaja considerable a la hora de aislar el centro de Mosul.

EEUU NIEGA ESTAR SOBREPASANDO LÍMITES

El Pentágono ha dicho este lunes que continúa cumpliendo estrictamente la ley en lo que respecta a la ofensiva contra el Estado Islámico en Irak, pero que los recursos con los que cuenta para investigar las acusaciones por la muerte de unos 200 civiles son limitados.

A pesar de que las fuerzas iraquíes y las tropas estadounidenses en Mosul han dado muestras de querer cambiar las tácticas militares, desde el Pentágono han asegurado este lunes que no piensan cambiar la forma de operar en Irak.

"El general (Joseph) Votel no piensa cambiar la forma en la que operamos. Nuestros procedimientos están bien y queremos asegurarnos de que actuamos de acuerdo con esos procedimientos", ha explicado el coronel John Thomas, portavoz del Comando Central estadounidense, este lunes. El general Votel es el oficial al mando del Comando Central de las Fuerzas Armadas estadounidenses.

Si se confirma que el número de muertos en el ataque ha sido de unos 200, sería uno de los incidentes más graves que han tenido lugar en los últimos años en un conflicto armado que cuenta con la participación de Estados Unidos.

Los equipos de rescate continúan buscando cadáveres en el lugar de la explosión, donde un trabajador sanitario ha asegurado que han recuperado hasta 160 cuerpos, en contraste con los 61 que ha anunciado el Ejército iraquí.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies