El Gobierno británico mantiene la invitación a Trump tras la cancelación de la visita

Theresa May y Donald Trump
REUTERS / KEVIN LAMARQUE
Publicado 12/01/2018 17:42:28CET

El ministro de Exteriores se enzarza con el alcalde de Londres por "poner en peligro" las relaciones bilaterales

LONDRES, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno británico ha matizado este viernes que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sigue siendo bienvenido en Reino Unido a pesar de la cancelación de la visita que tenía previsto realizar en febrero para inaugurar la nueva sede de la Embajada.

"La invitación ha sido ofrecida y aceptada", ha explicado un portavoz de Downing Street, que ha descrito la polémica generada por el nuevo complejo diplomático como "un asunto de Estados Unidos". En este sentido, ha apelado a la "profunda" relación bilateral con quien sigue siendo "uno de los aliados más antiguos y valiosos" de Reino Unido, informan medios británicos.

Trump ha rechazado la venta de la sede de la Embajada estadounidense, cuya decisión ha atribuido a su antecesor en la Casa Blanca, Barack Obama, cuando en realidad fue adoptada en la etapa de George W. Bush. Según el presidente, se ha vendido "la que quizá es la mejor localizada y mejor embajada en Londres por unos 'cacahuetes', solo para construir una nueva en las afueras por 1.200 millones de dólares".

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, ha celebrado que Trump haya "captado el mensaje" y haya escuchado a quienes piensan que sus políticas están "en el polo opuesto" de los valores de "inclusión, diversidad y tolerancia". "Su visita el mes que viene sin duda habría provocado protestas pacíficas masivas", ha publicado en Twitter.

Para Khan, la cancelación demuestra también el "error" que supuso en su día que la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, invitase a Trump a realizar una visita de Estado. La oposición salió en tromba a criticar este gesto, tanto por animadversión hacia Trump como por considerar que ponía a Isabel II en la tesitura de tener que ejercer de anfitriona.

El ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, ha acusado a Khan y al líder del Partido Laborista, Jeremyu Corbyn, de "poner en riesgo las relaciones cruciales con Estados Unidos", el principal inversor en Reino Unido. "No permitiremos que las relaciones se vean en peligro por algunos engreídos, pretenciosos, fantoches en el Ayuntamiento", ha sentenciado el jefe de la diplomacia.

Un portavoz de Downing Street ha salido al paso de este mensaje y ha aclarado que se trata de un tuit "político" por parte de Johnson, que no representa la opinión del Ejecutivo de May.