Londres y Washington barajan las fechas del 26 y el 27 de febrero para la visita de Trump a Reino Unido

Donald Trump y Theresa May
KEVIN LAMARQUE / REUTERS
Actualizado 03/12/2017 9:41:28 CET

LONDRES, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, realizará en principio su primera visita oficial a Reino Unido los días 26 y 27 de febrero, según fuentes diplomáticas al diario 'The Times', coincidiendo con la apertura de la nueva Embajada de EEUU en Londres y sin importar el reciente roce que ha tenido con la primera ministra, Theresa May, cuando a Trump le dio por retuitear esta semana polémicos videos contra el Islam procedentes de la líder del minoritario grupo de extrema derecha Britain First, Jayda Fransen.

La visita, cuyas fechas siguen susceptibles de variación pero que llevan fijadas más o menos los últimos 10 días, según las fuentes consultadas, cuenta con la franca oposición del Partido Laborista, que han pedido que May retire la invitación formal, y sobre todo por el alcalde de Londres, Sadiq Khan, descendiente de inmigrantes paquistaníes.

Khan exigió el pasado jueves a Trump que se disculpara por retuitear los vídeos de Fransen. "Desafía toda comprensión que el presidente de nuestro más estrecho aliado sea incapaz de ver que su respaldo a este grupo extremista (Britain First), daña los valores de tolerancia y diversidad que hacen de Reino Unido algo tan grande", declaro Khan.

Los vídeos, que según la Casa Blanca pretendían "elevar la conversación sobre el terrorismo radical islámico", mostraban por ejemplo a un supuesto inmigrante musulmán agrediendo a un joven con muletas. Ambos, según se verificó después, habían nacido en Holanda. Según la Embajada de Países Bajos, el agresor fue juzgado y condenado.

El incidente escaló más cuando May reprochó a Trump su comportamiento y el presidente, en respuesta, la recomendó que se dedicara a prestar atención a lo que estaba sucediendo dentro de sus fronteras con el problema del "terrorismo radical islámico". "¡A nosotros nos va muy bien!", escribió Trump.

Una de las respuestas más contundentes del Partido Conservador a la difusión de los vídeos procedió del secretario de Estado para Comunidades y Gobierno Local, Sajid Javid. "Parece que el Presidente de Estados Unidos ha apoyado las ideas de una organización vil que me me odia a mí y a la gente como yo. Está equivocado y no pienso dejarlo estar sin decir nada", escribió en Twitter.