Haley asegura que el informe de EEUU sobre los rohingya coincide con los resultados obtenidos por la ONU

Nikki Haley
REUTERS / LUCAS JACKSON - Archivo
Publicado 29/08/2018 4:31:33CET

NACIONES UNIDAS, 29 Ago. (Reuters/EP) -

La embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, Nikki Haley, ha asegurado que la investigación del Departamento de Defensa sobre la situación de los rohingya en Birmania coincide con el informe de la ONU, que denuncia una "intención genocida" de las Fuerzas Armadas birmanas.

En un discurso ante el Consejo de Seguridad de la ONU, Haley ha indicado que "el mundo no puede obviar la difícil verdad de lo que ha sucedido". Sin hacer uso del término "genocidio", Haley ha manifestado que los rohingya que han sido entrevistados por el Departamento de Estado han asegurado en su mayoría haber presenciado ejecuciones extrajudiciales.

"El informe identifica un grupo como los perpetradores de gran parte de estos crímenes: Las Fuerzas Armadas y las fuerzas de seguridad de Birmania", ha afirmado la embajadora estadounidense en referencia al documento del Departamento de Estado. En este sentido, ha indicado que el 82 por ciento de los entrevistados había presenciado asesinatos, más de la mitad ha sido testigo de violencia sexual y un 45 por ciento ha presenciado violaciones.

En este sentido, Haley ha destacado que "todo el mundo está observando" y ha instado al Consejo de Seguridad a llevar a los responsables de la violencia ante la justicia. Sus comentarios ofrecen los primeros detalles sobre el informe realizado por el Departamento de Defensa en relación con las 1.024 entrevistas realizadas en campos de refugiados de Bangladesh a finales de abril.

En un principio se esperaba que las autoridades estadounidenses publicaran los resultados del mismo el lunes. La portavoz del Departamento Heather Nauert ha indicado que la "intención genocida" supone una "designación legal muy específica". "No es una aserción que se haga a la ligera", ha expresado.

Voces críticas han acusado a Washington de mostrar una postura precavida ante la crisis rohingya. No obstante, un alto cargo del Gobierno ha manifestado que los resultados del informe de la ONU podrían incrementar la presión contra Estados Unidos.

Contador