Hezbolá no espera que Israel inicie una guerra en Líbano, pero "está listo" para una

Sheikh Naim Qassem, jefe adjunto de Hezbolá
REUTERS / AZIZ TAHER
Publicado 16/03/2018 5:42:28CET

BEIRUT, 16 Mar. (Reuters/EP) -

El partido-milicia chií libanés Hezbolá no espera que Israel inicie por ahora una guerra en Líbano, pero esta preparado si esto ocurriera, según ha asegurado a Reuters el jefe adjunto del grupo, Sheikh Naim Qassem.

Qassem también ha hablado sobre la guerra en Siria y ha señalado que el conflicto continuará al menos dos años más y que el presidente sirio, Bashar al Assad, no podría ser forzado a salir de un acuerdo eventual.

"No hay solución en Siria bajo el título de 'excluir al presidente Al Assad'. Por el contrario, la solución en Siria es con el presidente Al Assad y él es el canal obligatorio para la solución", ha aseverado.

Hezbolá se unió a la guerra en apoyo de Al Assad en 2012 y ha desempeñado un papel fundamental para ayudar a su Gobierno a derrotar a los rebeldes suníes respaldados por Estados Unidos y sus aliados regionales: Arabia Saudí, Qatar y Turquía.

Hezbolá ha encabezado una coalición de milicias chiíes respaldadas por Teherán que se han desplegado en Siria desde Irak, Afganistán y Pakistán. El creciente poder de Irán en Siria ha causado una gran alarma en el vecino enemigo Israel, que ha llevado a cabo numerosos ataques aéreos en Siria contra lo que ha descrito Qassem como objetivos de Hezbolá en Irán.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, advirtió el mes pasado de que Israel no permitiría que Irán ponga una "soga de terror" en su cuello y que podría actuar no solo contra los representantes de Irán, sino también contra Irán.

En Líbano, donde Israel y Hezbolá lucharon por última vez en una guerra en 2006, Irán está ayudando al grupo a construir fábricas para fabricar misiles guiados de precisión o reacondicionar sus misiles de largo alcance con sistemas de guía de precisión, según funcionarios israelíes y estadounidenses.

Cuando se le ha preguntado sobre las acusaciones y advertencias israelíes, Qassem ha contestado que no haría ningún comentario sobre las capacidades, despliegues o planes militares de Hezbolá.

"No hablamos de los detalles militares, ya sea nuestras capacidades o las de nuestros aliados, o nuestros despliegues, porque son secretos que retenemos y no queremos dar un regalo gratis a nuestro enemigo", ha aseverado.

Hezbolá "está listo para enfrentar la agresión si sucede, si Israel decide llevar a cabo cualquier acción tonta", ha asegurado Qassem. "Pero no parece que las circunstancias sean para una decisión israelí de guerra", ha añadido.

"Hemos declarado en reiteradas ocasiones que nosotros, como la resistencia, trabajamos para tener una preparación permanente y estamos listos para enfrentar la agresión israelí si sucede y, por lo tanto, estamos listos para defendernos por todos los medios disponibles", ha afirmado.

HEZBOLÁ SE QUEDARÁ EN SIRIA EL TIEMPO NECESARIO

Sin embargo, en Siria Qassem ha asegurado que era posible que Israel llevara a cabo más ataques "limitados". "El régimen sirio ha tomado la decisión de responder a este tipo de ataque", ha aseverado.

Las defensas aéreas de Siria dispararon el mes pasado a un F-16 israelí que regresaba de un bombardeo en Siria después de que Israel asegurara que Irán había enviado un avión no tripulado al espacio aéreo israelí.

Trabajando en estrecha colaboración con la fuerza aérea rusa y la Guardia Revolucionaria de Irán, Hezbolá ha ayudado a cambiar la situación en la guerra siria, que parece representar una amenaza para el Gobierno de Al Assad en 2015.

Qassem ha señalado que Hezbolá se quedará en Siria el tiempo que fuera necesario. "Si alcanzamos una solución política, por supuesto que Hezbolá regresará al Líbano", ha añadido.

Al Assad y sus aliados ganaron la guerra al derrotar a lo que ha descrito como un complot dirigido por Estados Unidos para destruir Siria, según Qassem. "Siria ha ganado la batalla militar, lo que los ayudará a ganar la batalla política", ha aseverado.