HRW denuncia que más de 50 inmigrantes sirios están atrapados en la frontera de Argelia y Marruecos

 

HRW denuncia que más de 50 inmigrantes sirios están atrapados en la frontera de Argelia y Marruecos

Civiles huyendo de Raqqa
RODI SAID/REUTERS
Publicado 05/05/2017 21:30:41CET

MADRID, 5 May. (EUROPA PRESS) -

Human Rights Watch (HRW) ha denunciado este viernes que las autoridades fronterizas de Argelia y Marruecos mantienen retenidos desde el pasado 17 de abril a dos grupos de inmigrantes sirios, entre ellos niños y mujeres embarazadas, en una zona cercana a la ciudad marroquí de Figug, donde carecen de refugio, comida o agua.

De acuerdo con el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Marruecos, los dos grupos están conformados por un total de 55 personas, incluyendo 20 mujeres, dos de ellas en estado avanzado de gestación, y 22 niños pequeños. Una de las mujeres acabó por dar a luz en el área entre fronteras el pasado 23 de abril, sin ningún tipo de asistencia médica.

"Mientras las autoridades argelinas y marroquíes continúan discutiendo sobre cuál de los dos países debería acoger a los sirios, estos hombres, mujeres y niños están atrapados en medio del desierto en un área entre las dos fronteras, durmiendo a la intemperie y sin posibilidades de pedir asilo", ha denunciado la directora ejecutiva de HRW en Oriente Próximo y el norte de África, Sarah Leah Whitson.

Los dos grupos de inmigrantes sirios llegaron al área fronteriza después de huir de la violencia en Siria y atravesar Libia y Argelia. Las autoridades marroquíes han acusado públicamente al Gobierno de Argelia de deportar los dos grupos de solicitantes de asilo a territorio marroquí sin su consentimiento.

El ministro de Exteriores argelino ha negado las acusaciones y ha asegurado que las autoridades marroquíes sólo querían "dañar a Argelia".

De acuerdo con el testimonio de uno de los solicitantes de asilo sirios que se encuentran atrapados, los dos grupos de inmigrantes pudieron dejar atrás Argelia gracias a la ayuda de habitantes locales de la zona que les guiaron hasta la frontera. Cuando llegaron, las autoridades marroquíes les interceptaron y les enviaron de vuelta al interior del país.

"Éramos un grupo de unas 14 personas, todo mujeres y niños excepto un hombre. Viajamos a Argelia desde Siria, pasando por Libia y Sudán. Cruzamos la frontera marroquí con la ayuda de gente local, pero los guardias marroquíes nos interceptaron y nos empujaron de vuelta a Argelia", ha contado una joven siria.

"Ahora estamos atrapados entre la frontera argelina y la marroquí y nadie nos está dando ni comida ni ningún tipo de asistencia. Tengo familia viviendo en Marruecos, por eso quería venir aquí", ha añadido.

Las autoridades marroquíes han anunciado que proporcionarán visados de entrada a nueve de los 55 sirios por tener familiares viviendo legalmente en Marruecos.

"Es una violación de las obligaciones internacionales de Marruecos el expulsar a solicitantes de asilo de su territorio sin una vista judicial para determinar su estado de refugiados. También supone una flagrante violación enviarles a un país donde pueden ser perseguidos o tratados de manera totalmente degradante", han denunciado desde HRW.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies