Johnson pone en duda que Suu Kyi entienda "todo el horror" de la crisis de los rohingya en Birmania

Boris Johnson
REUTERS / INTS KALNINS
Publicado 12/02/2018 7:33:56CET

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores de Reino Unido, Boris Johnson, ha puesto en duda este domingo que la líder 'de facto' de Birmania, Aung San Suu Kyi, entienda "todo el horror" de la crisis de los rohingya.

"No creo que haya estado en un helicóptero para ver lo que he visto yo", ha dicho, en declaraciones a la cadena de televisión británica BBC desde la capital birmana, Naypidó, donde se encuentra en visita oficial.

"Tengo que decir que hablando con políticos en la capital, escuchando a Suu (Kyi), no creo que haya llegado hasta ella la totalidad del horror de lo que ha ocurrido, la auténtica devastación", ha sostenido.

Así, ha recalcado "no haber visto algo así en toda su vida", haciendo referencia a "cientos de localidades incendiadas". "Es absolutamente devastador y creo que lo que se necesita ahora es algo de liderazgo, trabajar con las agencias de Naciones Unidas para que (los refugiados) vuelvan a casa", ha añadido.

Las palabras de Johnson han llegado un día después de reunirse con miembros del Gobierno bangladeshí y visitar los campamentos de refugiados en la frontera.

El ministor británico ha asegurado que ha trasladado a Suu Kyi "las condiciones terribles" en las que se encuentran los refugiados, así como su "profunda preocupación en torno a su futuro".

"He destacado la importancia de que las autoridades birmanas lleven a cabo una investigación completa e independiente en torno a la violencia en Rajine y hagan rendir cuentas a los responsables de las violaciones de Derechos Humanos", ha indicado.

En este sentido, ha reiterado que ha comunicado a las autoridades birmanas las autoridades de que el estado de Rajine "sea un lugar seguro al que los refugiados rohingya puedan regresar, sin miedo y con la seguridad de que sus derechos fundamentales serán respetados".

Johnson ha asegurado en sus declaraciones a la BBC que el Gobierno británico usará su influencia a nivel internacional "para encontrar la manera de garantizar un futuro mejor a la comunidad rohingya", sin dar más detalles al respecto.

Las autoridades de Birmania y Bangladesh acordaron un sistema de retorno de los refugiados al estado de Rajine, si bien el proceso fue aplazado el 22 de enero. Naciones Unidas y numerosas ONG han reclamado que el mismo sea voluntario, seguro y digno.

Las autoridades de Birmania indicaron el 15 de enero que habían iniciado la construcción de un campamento para albergar temporalmente a 30.000 rohingyas que está previsto que sean repatriados desde el vecino Bangladesh.

Más de 650.000 rohingyas cruzaron hacia Bangladesh después de la violenta represión con la que respondió el Ejército birmano a una ola de ataques por parte de milicianos rohingyas el pasado 25 de agosto. La ONU ha calificado la represión de limpieza étnica, algo que el Gobierno birmano rechaza.